Sancti Petri Sunset.

La atardecida desde el puerto viejo de Sancti Petri, en Chiclana de la Frontera, Cái. Agosto de 2021.

Publicado en fotografía, paisajes, viajes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Cái de colores.

La Casería de Ossio y la Cantina del Titi, aka “El Bartolo”, en San Fernando, es como la Christiania de Cádiz, el punto de máximo color y anarquía de la Bahía de Cái.

Publicado en arquitectura, fotografía, paisajes, urbanismo, viajes | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Bunkers playeros.

Camposoto, San Fernando, Cái. Agosto de 2021.

Publicado en arquitectura, fotografía, paisajes, viajes | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Es caló des mort.

“Es caló des mort” es una de las más bellas calas de Formentera. Aunque es diminuta, lo tiene todo: aguas limpísimas y color turquesa, arena blanca y limpia, límites rocosos con fondos de posidonia y fauna marina para disfrutar haciendo snorkel, los típicos escars o varaderos para embarcaciones tradicionales recostados sobre las rocas, y unos atardeceres mágicos. Al final de la playa del Mitjorn, en el extremo Este, casi en el límite con La Mola, hay un pequeño paraíso por descubrir. Esto era en julio de 2021.

Publicado en fotografía, medio ambiente, paisajes, viajes | Etiquetado , , | Deja un comentario

Primum rosa

La primera rosa de la temporada. Junio de 2021.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Atardeceres de nada.

Últimamente me ha dado por plantarme al atardecer en mi jardín, apalancado mirando al oeste, observando -y solo observando, nada más; ni meditando, ni reflexionando, solo observando- cómo cae el sol, como va recortando la luz las siluetas de las nubes. Es un ejercicio de mindfulness, sin teléfono, ordenador, televisión ni seres humanos cerca, una voluntaria abstracción sobre el hecho de que, un día más, el sol se pone y nos regala bellísimos colores y formas en el cielo. No sé qué nombre darle al ejercicio de plantarse, quedarse quieto sin más objetivo que contemplar el ocaso, sin hacer nada más. Decían los Sioux que hasta que no pones nombre a las cosas, las cosas no existen. Pues los llamaré “atardeceres de nada”, porque no hago nada más que observar cómo atardece, nada más; cómo van cambiando las luces desde el amarillo al violeta, pasando por el naranja y el malva, cómo se recortan las luces en las nubes que parecen de papel, pero tornasoladas en sus bordes. Y cómo al final se hace la oscuridad, casi todos los días con un espectacular rojizo, dorado, casi ocre, que te reconcilia con la máxima de Ramón Trecet: “buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo”.

Atardecer de nada. Junio 2021.
Publicado en cosas mías | Etiquetado , | Deja un comentario

30 de mayo, SanFen’nando… ¿o era Baracoa?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Fagus.

Entre Gauna y San Vítor, montes de Azaceta, Álava. Abril 2021.
Publicado en fotografía, medio ambiente, paisajes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Entre hayas.

Camino de San Vítor desde Gauna, en las faldas de Azaceta, entre la Llanada y la Montaña Alavesa. Abril 2021.

Publicado en fotografía, medio ambiente, paisajes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Nire hondartza.

La playa Ondarraitz de Hendaya siempre ha sido mi playa de referencia, el sitio al que voy cuando quiero conectar con el mar, la arena, la brisa y el sol. Sigue siéndolo, sobre todo en días tan fantásticos como hoy. Septiembre de 2020.
Publicado en cosas mías, fotografía, paisajes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario