Rhin romántico (y vii).

30 septiembre, 2014

RHIN romántico viiOtro pueblito encantador entre castillos y viñedos, Kaub, en la ribera derecha del Rhin. Agosto 2014.

Rhin romántico (vi).

29 septiembre, 2014

RHIN romántico viCastillo de Pfalzgrafestein: un barco con forma de castillo. Agosto 2014.

Rhin romántico (v).

28 septiembre, 2014

RHIN romántico vUn castillo aduanero del siglo XIV en un pequeño islote rocoso del Rhin, el Castillo de Pfalzgrafestein (traducible como del “conde palatino”), frente al pueblecito de Kaub. Agosto de 2014.

Rhin romántico (iv).

27 septiembre, 2014

RHIN romántico ivViendo el Rhin pasar desde la cubierta de un pequeño barco. Agosto 2014.

Rhin romántico (iii).

26 septiembre, 2014

RHIN romántico iiiMás Rhin romántico, más pueblecitos encantadores junto a los meandros del Rhin entre Koblenz y Rudesheim. Agosto 2014.

Rhin romántico (ii).

25 septiembre, 2014

RHIN romántico iiUn pueblito al borde del Rhin romántico, con su castillo al fondo, en el estado de Renania-Palatinado (Rheinland-Pfalz), entre Koblenz y Mannheim. Agosto 2014.

Rhin romántico (i).

24 septiembre, 2014

RHIN romántico iSe llama “Rhin romántico” al tramo fluvial entre Rudesheim y Koblenz, de unos 70 kilómetros de longitud, que recorre sus meandros entre viñedos alpinistas, castillos de cuento, pueblecitos pintorescos y altos montes que acorralan al Rhin en un estrecho valle a modo de fiordo. Agosto de 2014.

Mitos, leyendas, naciones.

22 septiembre, 2014

RHIN koblenz deutsches eck iiiComo cualquier monumento imperial que se precie, la basamenta del Deutsches eck de Koblenz es rica en alegorías, animales míticos y otras legendarias imágenes y milongas nacionales asociadas a la grandeza del imperio aleman o Kaiserreich que surgía en el siglo XIX. Coblenza, agosto 2014.

Deutsches eck.

21 septiembre, 2014

RHIN koblenz deutsches eck iiEl zócalo de la estatua ecuestre de William I en la “Esquina de los alemanes” o “Deutsches eck”, en Koblenz. Agosto 2014.

Ganas de invadir Polonia.

20 septiembre, 2014

RHIN koblenz deutsches eck iMe pasa como a Woody Alllen en Misterioso asesinato en Manhattan: cuando escucho a Wagner más de media hora me ocurre, como contemplando el grandilocuente Deutsches Eck, en Koblenz, que me entran ganas de invadir Polonia. Agosto 2014.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 141 seguidores