La lluvia y el tren.

Llovía tanto anoche que la estación parecía un puerto solitario, los andenes pantalanes y el tren, cuando llegó, parecía zozobrar en medio de la tormenta. Agurain, ayer noche, Noviembre de 2011.

Esta entrada fue publicada en cosas mías, fotografía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s