Premio García Mercadal.

Uno de mis mejores amigos y compañero de estudios, doctor arquitecto y profesor de Construcción en la Universidad de Navarra, José Antonio Sacristán, junto con MRM, un grupo de jóvenes arquitectos procedentes también de esa universidad entre los que cuento también con algún viejo amigo como Roberto Erviti, han ganado el premio de arquitectura García Mercadal de este año que otorga el Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón a la obra acabada en 2010 de mayor calidad arquitectónica de uso no residencial, por su edificio para nueva sede de la Fundación Laboral de la Construcción en Aragón. El Heraldo de Aragón se ha hecho eco de la noticia.

El edificio es la austeridad destilada en estado puro, simplicidad de materiales supuestamente «pobres» para construir espacios «ricos», en el mejor estilo de la arquitectura moderna que se hizo en España en los duros años preburbujiles: Arquitectura buena, bonita y barata. Mi alegría no está causada solo por la exitosa participación de buenos amigos como José Antonio y Roberto, sino que además creo que es un acierto en este momento de crisis económica la elección de una arquitectura «con fundamento», despojada de alharacas vanas y envoltorios costosísimos y absurdos, retornando al espíritu de la primera «arquitectura moderna» que hicieron los grandes maestros del GATEPAC en España como García Mercadal a partir de los años 30.

Esta entrada fue publicada en arquitectura, cosas mías y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s