La música callada, la soledad sonora.

ávila_tryp(Las fotos, tomadas en Ávila esta semana de pascua -abril 2009-, me sugieren la música callada y la soledad sonora del ascetismo, la austeridad y la mística castellana; a 1.100 metros sobre el nivel del mar no podía ser de otra manera)

Esta entrada fue publicada en fotografía, viajes y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La música callada, la soledad sonora.

  1. gallas dijo:

    Buen triptico!!

  2. Almudena dijo:

    Cuántas bellezas, fernando mh. Gracias.
    No sabía que fueras amante de la poesía.

  3. Bengoetxe dijo:

    No, si al final te vas a convertir.
    Preciosas fotos, como todas las que publicas. Eres mi ídolo de la imagen.

  4. fernando_mh dijo:

    Sois muy amables, gallas, Almudena y Bengoetxe. Pero ni soy asiduo lector de poesía ni me atrae demasiado la mística religiosa. Eso sí, intento escapar del sectarismo, y buscar la belleza allá donde se encuentre. A veces -muchas veces- la crean, difunden o atesoran personas o colectivos de los que no te lo esperas, enclavados o rodeados de principios, de paradigmas éticos o estéticos distintos o incluso opuestos a los propios. Pero lo cortés no quita lo valiente, y al César lo que es del César: la poesía de Juan de Yepes Álvarez o de Teresa de Cepeda y Ahumada, o las arquitecturas religiosas medievales contienen retazos de belleza, espiritualidad y armonía que no me quiero perder simplemente por no compartir sus creencias supersticiosas, religiosas o místicas.
    O sea, que voy a ser pesado y reiterativo: buscar la belleza es lo único que merece la pena en este podrido mundo.

  5. Mitxel dijo:

    (para compensar)
    oiga, me parece cojonudo que usted semanasantee en ávila.
    Pero cálleselo, joé.

  6. fernando_mh dijo:

    En Ávila, en Tordesillas, en Zamora,…
    Lo siento, don Mitxel: no sólo no me lo callo, sino que aporto pruebas fehacientes de mi pecado 😉
    (compensado queda)

  7. Redios… ¿¿ No se?? Que alguien me lo explique, Roberto Moso, Oikoumene y Arkimia acabamos de tratar en un par de días temas similares…. Los efectos de la música, en Oikoumene tratamos la música para incentivar el consumo, en Zaramatimes para torturar, y aquí la música callada y la soledad sonora, porque sí, existe una SOLEDAD SONORA….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s