Buscando la belleza: orquídeas en Soroa, Cuba.

orquidea soroa cubaCuba no es únicamente ese conjunto de tópicos con los que todos identificamos a la mayor de las Antillas (playas idílicas, arquitectura colonial, gentes encantadoras, conversadoras y artistas, heterodoxia político-socio-económica caribe-comunista,…). Ni si quiera se agota la variada y sorprendente idiosincrasia cubana en alguna otra característica menos popular que relataba por aquí hace poco, acerca de su parque móvil trifásico. Una sorpresa que yo no contaba entre mis previsiones vacacionales era esta a la que aludo hoy: un vivero de orquideas, perfectamente insertado en un espacio natural selvático tropical, vegetación exhuberante junto a una cascada de más de veinte metros de altura.

Soroa, pequeño pueblo en la Sierra del Rosario, en la provincia de Pinar del Río, la más occidental de la República de Cuba, fue fundada por los hermanos vascos Lorenzo y Antonio Soroa Muñagorri, llegados a mediados del siglo XIX para hacer fortuna, como otros muchos, con la plantación de café. En este paraje un abogado canario inició hace cincuenta años el trabajo de recopilar más de 700 especies de orquídeas de todo el mundo, de las que al menos 130 son endémicas.

A pesar de no ser la mejor época para la floración de estas delicadas, minúsculas y bellísimas flores, en nuestra visita hice unas cuantas fotos, probando la capacidad macro de mi cámara. Aquí tenéis una muestra, la «orquídea mariposa«, y en Facebook un montón más de intentos de captar estos minusculescentes retazos de belleza.

Voy a resultar pelma y canso, pero cada vez tengo más claro que buscar la belleza es lo único que merece la pena en este podrido mundo.

Esta entrada fue publicada en fotografía, medio ambiente, viajes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Buscando la belleza: orquídeas en Soroa, Cuba.

  1. mitxel dijo:

    Joe, don Fernando, va a ser que es verdad eso del síndrome post-vacacional…
    En todo caso, gracias por volver, ya se le echaba de menos.
    (Por cierto, sigue usted siendo un impenitente y pertinaz guiri cámara en ristre. Sólo le salva que el resultado merece la pena).

  2. fernando_mh dijo:

    Bienvenido de nuevo a esta su casa, don mitxel, y gracias a usted por sus agudos y siempre oportunos comentarios. Por cierto, me he permitido la licencia de borrar uno de los dos últimos que he supuesto que por error ha repetido. El sistema nos despista a todos.
    Y sí, tiene usted razón: cada vez tengo más sensación de acercarme a la apariencia prototípica de «turista-guiri-cámara-en-ristre», haciendo afotos a todo lo que se mueve y a lo que no se mueve. Espero que sea sólo apariencia, que algo de más sustancia y un poquito de belleza quede en el fondo, bajo esta apariencia, y me alegro mucho de que opine que el resultado merece la pena.

  3. Almudena dijo:

    Bellísimas orquídeas y bellísimas fotos, fernando mh.
    En cuanto a lo de la búsqueda de la belleza, no le creo. Si no, no escribiría usted tanto como escribe.
    De cualquier manera, es un placer disfrutar de la belleza que encuentras en tus viajes y compartes. Gracias una vez más.

  4. fernando_mh dijo:

    Gracias a tí otra vez, Almudena, por tu visita, tu comentario y tu benevolencia. Y bueno, por otro lado, lo de escribir tampoco es incompatible con la búsqueda de la belleza, ¿no crees?

  5. Almudena dijo:

    No, fernando mh, claro que no es incompatible.
    La cuestión es que escribes y argumentas sobre temas que no aparentan estar relacionados con la belleza.
    Sin embargo, fácilmente puedo estar de acuerdo contigo.
    Disfruto sorprendiéndome al descubrir la belleza o la elegancia de una idea, una actitud, un comentario, una conversación, un determinado orden o configuración social… Así que, sí, bien pensado, creo que escribir puede ser algo más y no sólo algo compatible con la búsqueda de la belleza. Puede ser otra manera de hacerla posible. Y, en este momento, no estoy pensando exclusivamente en la liteatura.

  6. gallas dijo:

    Orquideas, hummmm. Otra pasión inconfesable. Tengo varias encasa. Ahora que ya las has visto en Cuba tienes que conocer un lugar en Guatemala, en mitad del pais. Coban, allí se encuentra un lugar y una persona apasionada de estas maravillas. http://www.prensalibre.com/pl/2004/diciembre/19/103910.html Un abrazo y bienvenido al mundo del trabajo…

  7. fernando_mh dijo:

    Yo tampoco pensaba -exclusivamente- en literatura, Almudena.

  8. fernando_mh dijo:

    Casualidad, o no, gallas, precisamente hace tres años estuve en Guatemala, aunque las tres semanas que pasé allá (aquí, aquí, aquí y aquí algunos testimonios gráficos) no me dieron margen para visitar Cobán, pero me lo apunto para la próxima.

  9. Almudena dijo:

    fernando mh, volviendo al inicio: «Lo único que merece la pena».
    Este «único» es lo que no me encaja y me hace preguntar. ¿Nada más en este mundo merece la pena para ti? ¿Disfrutar del amor, de la amistad, la mejor comprensión del mundo, de la vida, la justicia…? ¿Lo único que vale la pena es la busqueda de la belleza?
    Quizá no sea este el momento para hablar de valores, pero la verdad es que cada vez que he leído esta frase siempre he pensado que me interesa saber en qué merece la pena emplear la vida. Y admito ideas, pero esa frase que repites una vez y otra…

  10. fernando_mh dijo:

    Como siempre que se citan frases lapidarias o sentencias radicales, refranes o aforismos procedentes de la sabiduría popular, al igual que cuando se pronuncian sentencias radicales (esas que empiezan por «…nunca», «…siempre», «…todo» o «…nada») ocurre igual: es difícil que todo o nada o siempre o nunca podamos decir lo mismo de la misma manera para todos los casos. No sé si me explico. Es más, creo que no me explico, sino que me estoy liando yo solo…
    La clave para entender estas frases rotundas y no malinterpretarlas, creo yo, es captar la ambigüedad que siempre (¿siempre?) encierran, a pesar de su aparente rotundidad.
    En el ejemplo que nos ocupa, y respondiendo a tu pregunta, Almudena: si tienes en cuenta que el amor, la amistad, la comprensión, la vida, la justicia… son manifestaciones distintas de la belleza del mundo y de las personas, resultaría que la respuestas a tus preguntas son SÍ, SÍ, SÍ. Todo depende de dónde busques la belleza, qué tipo de belleza, a qué llames belleza.
    El truco, como tantas veces, está en el significado -más preciso o más ambiguo- que queramos dar a las palabras. En mi caso, llamo «belleza» a casi cualquier manifestación, física, sensible o intelectual, de la armonía del universo, a todo aquello -persona, animal o cosa- que produce placer estético, sensorial o intelectual al percibirlo o sentirlo.

  11. gallas dijo:

    Rio dulce, Chichicastenango, Atitlan,… además en una de las entradas refelxión sobre liderazgo. Muy interesante. La belleza… de la ética a la estetica. Sin dudas hay trazos sobre un papel (no tienen porque ser de grandes autores/as los de mi hija a veces me llevan a lugares preciosos) que me producen sonrisa y admiración de fondo. Para mi es lo más importante; pintura, fotografia, arquitectura, naturaleza, atardecer, sombras en una pared, sonrisas,… Yo viviría solo recreandome en estas sorpresas y regalos. Hoy me sobrarían otro monton de cosas. ESTETICA!!!!

  12. Almudena dijo:

    Tango en una mano la belleza, la armonía, la estética. En la otra, el tiempo de vivir. En medio y delante y envolviéndome, la vida real, el cada día. Y voy de una a otra, pensando. Veremos.
    Gracias a los dos, fernando mh y gallas.

  13. Almudena dijo:

    «Tangos» aparte, ¿será posible que cada profesión o grupo de profesiones tenga su valor general desde el que observa y vive la vida?
    Trabajo en educación y el valor por excelencia para mí es el bienestar, creo. El bienestar de los míos, el mío propio, el de cualquier persona, sobre todo si carece de él o no tiene los medios para conseguirlo. El bienestar como salud, como desarrollo máximo de uno mismo, como alegría y bien llevar el resto de sentimientos y emociones. O algo así.
    Un segundo valor es el conocimiento, el conocimiento que posibilita una mayor libertad, un llegar más allá cada cual o el conjunto de la humanidad.
    No sé si esto podría ser belleza en sentido amplio. ¿Cómo?
    He pensado que, aunque existen los sinónimos y son interesantes, las palabras diferentes suelen tener alguna razón de ser.
    Sigo pensando.

  14. fernando_mh dijo:

    Yo tampoco lo sé, Almudena. No estoy seguro. No creo que la polisemia dé para tanto. Pero a la vez, tampoco las palabras y las ideas son cajones estancos, incomunicados. Lo pensaré…

  15. Almudena dijo:

    Gracias por el esfuerzo, fernado mh.
    Que te recuperes pronto de la ausencia del compañero.

  16. Gabone dijo:

    Me encantaria ir a este sitio puesto que soy un poco adicta alas orquideas!!me voya poner a buscar este pueblo aora mismo

    • fernando_mh dijo:

      Soroa es un sitio que merece la pena visitar. No solo por las orquídeas, que son bellísimas y diversas. El paisaje exhuberante, tropical y húmedo, es increíble. Y está muy cerca de La Habana, aunque fuera de las rutas más turísiticas. Muy recomendable.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s