Visita de obras.

bolueta 01Al menos una vez al año organizamos una visita de algunas obras de urbanización que gestionamos en ORUBIDE para que todas las personas que trabajamos en esta empresa podamos conocer la realidad física, directamente, el resultado de nuestro trabajo diario. Me parece importante que todas las personas que componen nuestra plantilla, desde la primera a la última en llegar, pero sobre todo aquéllas personas que no tienen contacto directo con la obra, con la efectiva transformación del suelo, puedan comprobar con sus ojos, directamente, in situ, que su trabajo no sólo se limita a los papeles, informes, mensajes, reuniones, propuestas, análisis, cálculos, notas, contratos, pliegos, convenios, indicadores, visitas, fotocopias, planos,… que les ocupan habitualmente, sino que trasciende estas tareas concretas y tiene una incidencia directa, real y efectiva, sobre el territorio, primero, y sobre las personas y la sociedad vasca, después y en último término. Que su trabajo tiene una trascendencia superior que esa tarea aparentemente trivial, que su esfuerzo diario aporta finalmente calidad de vida y soluciones reales a problemas reales de la sociedad.

Así que hoy nos hemos ido todo ORUBIDE (casi todo: diez de las doce personas que lo componemos; las otras dos no han podido estar por razones de salud propias y ajenas, aunque les hemos echado de menos) de visita de obras por Bilbao, Ugao-Miraballes y Amurrio.

El recorrido de hoy ha empezado en el barrio de Bolueta, en Bilbao, la obra más importante que tenemos en marcha: la gestión de un suelo apto para construír 1.100 viviendas, el 62% de ellas, 680, de protección pública, mediante un novedoso sistema de gestión compartida basado en el partenariado público-privado.

bolueta 02La fase de obra en la que estamos en este momento consiste en la descontaminación de las tierras contaminadas por su pasado industrial, acumulado durante los últimos siglos. El movimiento de tierras, extracción, análisis, tratamiento y traslado, vertido específico y controlado es de un volumen brutal. Los técnicos responsables del proyecto de remediación, de la ingeniería IDOM, nos han explicado su manera de operar, y nos han asegurado que esta obra es la de mayor volumen tratado de tierras en toda la Comunidad Autónoma Vasca y uno de los mayores de España. Para que os hagáis una idea, según ellos, sólo el proyecto de recuperación de los vertidos tóxicos de Aznalcóllar, en Sevilla, podría tener mayor volumen de tierras que lo que estamos tratando en Bolueta.

Las obras de descontaminación durarán al menos un mes más, para dar paso a las siguientes fases de obra (urbanización y edificación). Su importe presupuestado es de algo más de siete millones de euros, una cantidad muy elevada, pero que realmente merece la pena si pensamos en la salud y bienestar de las 1.100 familias que vivirán aquí y las miles de personas que disfrutarán los espacios públicos junto a la ría que podremos ver urbanizados en breve. En este asunto de la recuperación de suelos contaminados en ORUBIDE tenemos claro que nuestra aportación a la sociedad es muy importante: sumando todos los proyectos en los que participamos, en la actualidad estamos trabajando sobre más de 100 hectáreas de suelo contaminado (un millón de metros cuadrados), que supondrán una inversión plurianual de públicos y privados de más de 50 millones de euros (algo más de 8.300 millones de pesetas). Pero el medio ambiente y la calidad de vida y salud de la sociedad vasca, como dirían los publicistas de MasterCard, no tiene precio.

ugao 01Desde Bilbao hemos ido hasta Ugao Miraballes, aguas arriba del Ibaizabal. Allí tenemos un proyecto totalmente distinto: en el área de Goikiri-San Román promovimos la transformación de un suelo de titularidad municipal apto para vivienda protegida 100%: 114 viviendas, de las que 60 son VPO y 54, unas de las primeras viviendas tasadas que VISESA ha promovido. La urbanización está casi acabada, igual que las viviendas, que este mismo año estarán entregadas a sus adjudicatari@s. En este proyecto nuestra aportación fue, desde el punto de vista urbanístico, viabilizar un suelo que tal como se planteaba en la normativa urbanística -baja densidad, ocupación dispersa- no era viable económicamente ni cumplía el objetivo social derivado de su naturaleza pública. El impulso de la figura de la «vivienda tasada» cuando todavía no tenía ni siquiera un marco normativo aprobado nos permitió financiar las obras de urbanización, que venían a suponer un coste inasumible (más de 2,5 millones de euros) para una promoción totalmente VPO y de reducido tamaño, pero sin renunciar a que la totalidad de las viviendas resultantes tuvieran el carácter de vivienda de protección pública, asequible y controlada socialmente en todo su recorrido. El resultado es una urbanización 100% protegida, con calidades de urbanización y edificación que nada tienen que envidiar a la vivienda libre, sin generar déficit para la sociedad que haya que pagar con impuestos (la operación se auto-financia) y con precios de vivienda asequibles.

(Las fotos las he tomado hoy mismo, 05.06.2008, en Bolueta y Ugao).

Esta entrada fue publicada en empresa, sociedad, urbanismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s