…alomojó…

Que a mí ni me va ni me viene, pero como ese milloncejo de euros más pluses, dietas, jets privados y otras menudencias que se embolsará al año el arribista en estado más químicamente puro al sur del Mississippi lo vamos a pagar entre tod@s l@s clientes cautiv@s de timofónica… pues eso, que como don Zaplana gestione tan bien Telefónica en Europa como Terra Mítica u otros negocietes que tuvo entre manos el brazo incorrupto del PP, aviaos vamos.

(la viñeta es de Manel Fontdevila y llegado a ella vía Gizartea Iraultzatzen)

Esta entrada fue publicada en política, sociedad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a …alomojó…

  1. RGAlmazán dijo:

    Pues sí, Mr. Alomojó junto con Alierta pueden ser un peligro de armas tomar. Hay que pensar en cambiarse a otra compañía, aunque me parece que no hay gran diferencia.
    SAlud y República

  2. Y si montamos un boycott de Telefonica?
    La verdad es que el librito que lo retrata no le deja precisamente en buen lugar. Me pregunto qué influencia habrá tenido este libro (censurado por El Corte Inglés, entre otros) en su posterior alejamiento del partido.

  3. fernando_mh dijo:

    Mi vecino de blogobarrio y aprendiz julen-consultor-artesano-en-red suele referirse a las compañias telefónicas con el término «ladrón-euskaltel», «ladrón-vodafone»,… y creo que no le falta razón, RGAlmazán. En esto de las compañías telefónicas, como ocurre con bancos, compañías de seguros o suministradores de servicios urbanos -gas, electricidad, agua,…-, los oligopolios/monopolios disfrazados de competencia nos dejan indefensos. No hay donde escapar, lamentablemente. Sólo nos queda, como refugio, ir rebotando de uno a otro según nos la hayan jugado en la última estafa-engaño-jugarreta-latrocinio.

  4. fernando_mh dijo:

    El libro «Zaplana, el brazo incorrupto del PP», efectivamente, se censuró en El Corte Inglés, jose del moral. Aunque ya estaba enlazado en el post, recomiendo de veras la lectura del artículo de presentación del libro de Javier Ortiz, donde éste lo cuenta y elabora un divertido y truculento razonamiento a partir de esta circunstancia.
    Aunque bien pensado, dejar de ser aforado (por dejar el acta de diputado) tampoco le ayuda demasiado en futuras posibles lides judiciales, si todo lo que dice el libro es cierto…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s