Denuncia a Pío Moa.

denunciapiomoa.jpgHoy lunes se ha presentado en los juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid la denuncia contra Pío Moa por sus injurias y humillaciones verbales contra las víctimas de la dictadura franquista. La iniciativa partió de Hugo, editor de III República, tras denunciar a título personal en la fiscalía las declaraciones injuriosas del ciudadano Moa al diario Público. Sólo con el titular supongo que es suficiente como para entender la delictiva actitud con la que este caballerete se atreve a publicar impunemente, para escarnio y humillación de las víctimas del franquismo y sus descendientes [familiares e ideológicos]:

«Franco no aniquiló a los rojos, los escarmentó»

Mientras estos días se reivindica en las calles la memoria de las víctimas del terrorismo no es posible, por justicia y coherencia, que alguien que en Alemania o Italia estaría en la cárcel por apología del fascismo se permita el lujo de negar la injusticia de tantas muertes, secuestros, torturas, exilios, purgas y atentados contra la libertad que cometió el régimen fascista de Franco. Si todo el peso de la ley cae sobre l@s ciudadan@s que hacen apología del terrorismo de ETA, sería de suponer que coherentemente se hiciera lo propio con aquellos delincuentes de extrema derecha que apoyan ideológicamente las barbaridades fascistas y el terrorismo de estado que tuvo lugar durante la dictadura franquista.

Aunque sea a nivel testimonial, yo también apoyo esta denuncia colectiva -aunque dudo de que la justicia española esté en condiciones de reconocer que la impunidad injuriosa es digna de reprobación y castigo- y he firmado el manifiesto que se ha publicado para apoyar la denuncia. Aquí podéis firmar el manifiesto, adhiriéndoos a la iniciativa quienes penséis que hay que parar este otro tipo de terrorismo, la injuria y humillación de las víctimas del franquismo.

Enlaces:

Texto de la denuncia

Manifiesto en apoyo a la denuncia

Firmas del manifiesto

Denuncia individual ante la Fiscalía

Noticia en Público objeto de la denuncia

Esta entrada fue publicada en política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

61 respuestas a Denuncia a Pío Moa.

  1. Hola Fernando.
    Es muy curioso como la derecha descendiente (ideológica y no ideológica) de «Patxi» se ha atrincherado en la libertad de expresión para soltar sus salvajadas. Como Alcaraz. O como todos los que nieguen el Holocausto nazi aquí, algo que, creo haber oído y me gustaría estar equivocado, el TC ha decidido que no es punible por estar «dentro de la libertad de expresión».

  2. fernando_mh dijo:

    Por ejercer ese tipo de «libertad de expresión» creo que hay gente en Alemania cumpliendo varios años de prisión por apología del fascismo, M@k.
    Hay determinados niveles exasperantes de injuria, de ataque al honor personal y a la memoria de las víctimas, que no deberían ampararse bajo el paraguas de la libertad de expresión, creo yo.

  3. almalé dijo:

    Hace unos años el ex-presidente González contaba una anécdota sobre Berlusconi (haciendo una paráfrasis)
    …hemos pasado de la arquitectura a la política, y yo para eso necesito asesoramiento técnico…

  4. fernando_mh dijo:

    Almale, esa cita sobre Berlusconi y González enlaza perfectamente con el famoso dicho que se atribuye a Francisco Franco de «tú, hijo mío, haz como yo: no te metas en política». Dicen las malas lenguas que Franco se lo decía al entonces príncipe heredero, su sucesor en la Jefatura del Estado, hoy Rey de España.

  5. Franco dijo:

    A estas alturas de la democracia, gentes organizadas de IU se han permitido convertir a un ciudadano en caricatura para, una vez objetualizado, ponerlo dentro de una señal de tráfico que es el trasunto de una diana. La campaña es una amenaza en toda regla. Trata de amedrentar, aislar y, eventualmente, aterrorizar (es decir, bloquear, anular, anihilar, aniquilar) a Pío Moa.
    Pío Moa no tiene cargos políticos ni representativos. Escribe libros. Ejercita su libertad de expresión y de opinión. Pero supone un grave problema para progres y nacionalistas, pues esos libros se venden por centenares de miles, aportan copiosa información en muchos casos inédita, denuncian los esquemas de la historiografía marxista (reconocida o no como tal) y beben en las fuentes de los denunciados, partidos totalitarios y golpistas de los años treinta. Partidos cuyas siglas perviven y cuyas ignominias de antaño intentan sus actuales gestores vendernos hogaño como glorias democráticas.
    Bien. Pío Moa ya está dentro de una diana implícita. Una señal de tráfico con toda la redondez de una diana, con todo su rojo sangriento y con todo el obsceno uso del nombre del maldito. Y ya están ahí los pareados de parvulario con su nombre y apellido. De parvulario soviético. ¿Y ahora, qué?
    Pues ahora pueden suceder varias cosas. Que lleguen a los jueces unas cuantas denuncias o querellas, o una sola acción judicial con decenas o centenares de denunciantes. Jamás se le condenará, y eso lo saben muy bien los neoestalinistas. No les importa porque la campaña no persigue, como se ha dicho, encarcelarle. Nadie ignora que eso es imposible. El fin es otro.
    El fin es destruirle personalmente, excitar el odio contra él en una masa cuyos componentes, por supuesto, no se tomarán la molestia de leer a Moa. El fin es la muerte civil del hombre que tras largo y concienzudo trabajo ha acabado con el monopolio progre de la interpretación de la Segunda República y de la Guerra Civil. Interpretación que apenas merecía el calificativo de histórica, pues había devenido pura y simple prolongación –discretamente actualizada– de la propaganda del Comintern. Cansina repetición de consignas, tópicos y hechos sin contrastar a través de las décadas.
    Hay otra posibilidad. Que las fieras que azuza la izquierda española actúen de acuerdo con el mensaje subyacente de esa señal que contiene la caricatura de Moa, y acaben de convertir en objeto al objeto mediante el atentado personal. No sé si Llamazares se da cuenta de la responsabilidad en que puede estar incurriendo su formación.

  6. fernando_mh dijo:

    Franco, no voy a responder a la sarta de incongruencias que comentas por una única razón: creo que alguien que firma como «Franco» no merece respuesta. Se autodescalifica simplemente, de entrada, nominalmente.

  7. Inés dijo:

    Has estado maravilloso,Franco: así se escribe.Aunque será difícil que esta patulea de iletrados entienda el alcance de tus razonamientos.Pero no creo que debamos preocuparnos.Gracias a esta memez, a Pío Moa se le leerá más, y puede que a algunos les pase como a mí:que me ayudó a dejar de ser DE IZQUIERDAS.
    Un saludo

  8. hola dijo:

    hola,creo k en cuba ya estaria muerto ese pedazo de facha.
    por la libertad de expresion

  9. FRANCO II dijo:

    FRANCO, tienes más razón que un santo.
    Uno de esos miles de santos que los SACAMANTECAS del PCE de la época republicana mandaron al cielo.
    Estos tiparracos creen que la gente no tiene memoria.
    La buena gente tiene memoria, y yo creo que Franco, el general, fue demasiado condescendiente en su mini represión.
    Si hubieran ganado la guerra los rojos, no se llegarían a 15 millones de españoles actualmente.

  10. fernando_mh dijo:

    Don`t feed the trolls, please.

  11. Miguel dijo:

    O sea que en Cuba se siguen aplicando los procedimientos de Hitler hace 70 años para acallar a los disidentes!
    Y tu defiendes esto?
    Lo has pensado bien, «hola»?

  12. Lister dijo:

    sí señor, todos los peperos a la cárcel, y si se ponen tontos a la tapia del cementerio de aravaca(mode ironia off)

  13. Inés dijo:

    Miguel, hola no necesita pensar,no ves que se lo dan hecho?
    Por cierto,Cuba de su alma…qué extraño…aún no sé de ninguno que se haya ido a vivir allí

  14. la pura verdad dijo:

    Denunciar a un escritor? y que sera lo siguiente, ahogar libros? o quemarlos? lo siento pero no, eso de quemar libros y ejecutar escritores es de nazis, de fascistas, que es al fin y al cabo, lo que sois.

  15. Miguel dijo:

    Gracias, Inés.

  16. robertoC dijo:

    Supongo que todos los que estáis defendiendo a Pío Moa es porque estáis de acuerdo con su frase, que es de lo que trata este artículo, ¿no?: «Franco no aniquiló a los rojos, los escarmentó»

  17. fernando_mh dijo:

    Don`t feed the trolls, please.

  18. BRAVO POR PIO MOA dijo:

    UN DIEZ POR PIO MOA. BRAVO. Animo, Pio, que como esta gentuza no tiene ciencia ni paciencia ni sapiencia para tumbar tu monumental obra historiografica, ahora se entretiene en gilipollescas denuncias. ¡El estado de derecho puesto al servicio de los estalinistas! Lo que es verdaderamente un insulto es que esta chusma, heredera de los asesinos de CIEN MILLONES DE VICTIMAS CAUSADAS POR EL COMUNISMO, venga a pavonearse acusando a Moa de escribir verdades historiográficas como puños. Lo dicho, don Pio Moa, mucho ánimo y palante.

  19. Lister dijo:

    Te equivocas robertC
    don’t feed the repression fernando mh

  20. José dijo:

    ¿Dónde puedo encontrar las grabaciones completas de la entrevista que ha llevado a la denuncia?. En la entrevista solo veo palabras entrecomilladas, que en una entrevista diga «amo» «a» «Llamazares» no quiere decir que yo ame a Llamazares.
    Un saludo.

  21. fernando_mh dijo:

    José, más bien creo que el apoyo jurídico documental de las injurias y trato humillante que se denuncian están fundamentadas en el último libro editado por Pío Moa, no en la entrevista de Público. Pero seguramente Hugo, de III República, te podrá informar de si existen esas grabaciones.

  22. scipio dijo:

    A Pío le tendriais que dar el mismo tratamiento que a Andreu Nin, o el de Ramiro de Maeztu, Melquiades Alvarez o Muñoz Seca, o la de los asesinados de Paracuellos, o la de los 8.000 religiosos asesinados, o la de los polacos asesinados en Katyn, o la de los Gulags, o el de los otros 60 millones que ya saben como os la gastais los …

  23. Inés dijo:

    Fernando, me uno a la petición de José,creo que nos gustaría leer la frase entrecomillada que motiva la denuncia en su contexto; si no, es imposible hacer un análisis razonado.Como Pío Moa es un excelente escritor, no sólo está muy bien documentado sino que nunca hace disertaciones gratuitas ni deja nada sin someter a cuidadoso análisis, estudiando la frase en su contexto, podría haber sorpresas…Estaríais dispuestos?
    Un saludo

  24. fernando_mh dijo:

    Creo que ya he respondido a la solicitud de José, Inés.

  25. Inés dijo:

    Pues Fernando, no te entiendo muy bien.
    Porque en este post dices:
    «La iniciativa partió de Hugo, editor de III República, tras denunciar a título personal en la fiscalía las declaraciones injuriosas del ciudadano Moa al diario Público.»
    Y a José le dices que «el apoyo jurídico y documental de las injurias y trato humillante que se denuncian están documentadas en el último libro editado por Moa»
    O sea ,que la denuncia es por las declaraciones en la entrevista,pero se apoya documentalmente en el último libro.¿En qué parte, en qué frase del libro?
    Supongo que lo sabrás tú, ¿o es que apoyas desde tu blog una iniciativa de denuncia sin saber exactamente qué se está denunciando?
    Saludos

  26. fernando_mh dijo:

    Pues es una pena que no lo entiendas, Inés. Tanto Hugo como yo ya lo hemos explicado bastante claramente, creo yo. No lo voy a repetir más. Lo tienes enlazado en el artículo y explicado en los comentarios.
    Saludos cordiales.

  27. aguirre dijo:

    Cuando el conductor de este foro arguye «Franco, no voy a responder a la sarta de incongruencias que comentas por una única razón: creo que alguien que firma como «Franco» no merece respuesta. Se autodescalifica simplemente, de entrada, nominalmente» nos da una idea inmediata de su capacidad de argumentación.
    Reconsidere su postura, hombre. ¿Por qué no desmonta, una por una y con razonamientos sólidos, esa ‘sarta de incongruencias’ que el señor Franco expone con tanta lucidez? Demuestre usted que, efectivamente, tiene datos y argumentos para refutar lo que el forero dice.

  28. Franco dijo:

    LLamares COBARDE se un buen tio y debate con Pio!!!!! O no tiene argumentos……

  29. fernando_mh dijo:

    aguirre, quizás le parezca que mi capacidad de argumentación no está a la altura de la colección de asertos facciosos que aquí se han expuesto, pero a riesgo de que así aparente, no pienso dedicar ni un minuto más a rebatir exabruptos franquistas sobre lo bueno que fue el Generalísimo o la calidad literaria de sus apologetas fascistas. Ahí están sus afirmaciones, para quien quiera compartirlas o rebatirlas (no seré yo); lo que sí haré es seguir prestando este espacio para que ustedes, los franquistas, sigan exponiendo sus opiniones, siempre que no insulten, calumnien ni injurien a nadie.
    Los argumentos están expuestos: quien desee apoyar el manifiesto y la denuncia contra el injuriador Pío Moa, que lo haga conmigo, que es de lo que se trataba. Ya somos más de 1.700. Y quien no quiera, que no lo haga. Pero no me va Vd., don aguirre, a decir a qué cosas debo contestar y a qué cosas no, en mi propio blog. Faltaría más, hombredediós
    Y que el/la juez/a decida.

  30. Stalin dijo:

    A estas alturas de la democracia, gentes organizadas de IU se han permitido convertir a un ciudadano en caricatura para, una vez objetualizado, ponerlo dentro de una señal de tráfico que es el trasunto de una diana. La campaña es una amenaza en toda regla. Trata de amedrentar, aislar y, eventualmente, aterrorizar (es decir, bloquear, anular, anihilar, aniquilar) a Pío Moa.
    Pío Moa no tiene cargos políticos ni representativos. Escribe libros. Ejercita su libertad de expresión y de opinión. Pero supone un grave problema para progres y nacionalistas, pues esos libros se venden por centenares de miles, aportan copiosa información en muchos casos inédita, denuncian los esquemas de la historiografía marxista (reconocida o no como tal) y beben en las fuentes de los denunciados, partidos totalitarios y golpistas de los años treinta. Partidos cuyas siglas perviven y cuyas ignominias de antaño intentan sus actuales gestores vendernos hogaño como glorias democráticas.
    Bien. Pío Moa ya está dentro de una diana implícita. Una señal de tráfico con toda la redondez de una diana, con todo su rojo sangriento y con todo el obsceno uso del nombre del maldito. Y ya están ahí los pareados de parvulario con su nombre y apellido. De parvulario soviético. ¿Y ahora, qué?
    Pues ahora pueden suceder varias cosas. Que lleguen a los jueces unas cuantas denuncias o querellas, o una sola acción judicial con decenas o centenares de denunciantes. Jamás se le condenará, y eso lo saben muy bien los neoestalinistas. No les importa porque la campaña no persigue, como se ha dicho, encarcelarle. Nadie ignora que eso es imposible. El fin es otro.
    El fin es destruirle personalmente, excitar el odio contra él en una masa cuyos componentes, por supuesto, no se tomarán la molestia de leer a Moa. El fin es la muerte civil del hombre que tras largo y concienzudo trabajo ha acabado con el monopolio progre de la interpretación de la Segunda República y de la Guerra Civil. Interpretación que apenas merecía el calificativo de histórica, pues había devenido pura y simple prolongación –discretamente actualizada– de la propaganda del Comintern. Cansina repetición de consignas, tópicos y hechos sin contrastar a través de las décadas.
    Hay otra posibilidad. Que las fieras que azuza la izquierda española actúen de acuerdo con el mensaje subyacente de esa señal que contiene la caricatura de Moa, y acaben de convertir en objeto al objeto mediante el atentado personal. No sé si Llamazares se da cuenta de la responsabilidad en que puede estar incurriendo su formación.

  31. Victor Manuel dijo:

    Hay un país
    que la guerra marcó sin piedad.
    Ese país
    de cenizas logró resurgir.
    Años costó
    su tributo a la guerra pagar.
    Hoy consiguió
    que se admire y respete su paz.
    No, no conocí
    el azote de aquella invasión.
    Vivo feliz
    en la tierra que aquél levantó.
    Gracias le doy
    al gran hombre que supo alejar
    esa invasión
    que la senda venía a cambiar.
    Otros vendrán
    que el camino no habrán de labrar.
    Él lo labró,
    a los otros les toca sembrar.
    Otros vendrán,
    el camino más limpio hallarán.
    Deben seguir
    por la senda que aquél nos marcó.
    No han de ocultar,
    hacia el hombre que trajo esta paz,
    su admiración.
    Y por favor pido siga esta paz

  32. Inés dijo:

    ¿Así que ya sois más de 1700 apoyando la denuncia?vaya…los que apoyan el manifiesto de Pío Moa «Por la verdad histórica» ya son 4847…
    Saludos cordiales

  33. sandra dijo:

    LLamares COBARDE se un buen tio y debate con Pio!!!!! O no tiene argumentos……

  34. Entrevista dijo:

    ¿Qué importancia tiene la guerra civil española más de 70 años después de su comienzo? ¿Sigue siendo un tema actual para España y para la Europa contemporánea?
    En España la guerra civil es un tema clave, porque marcó un antes y un después en la historia contemporánea española y determinó la evolución del país hasta la democracia actual, a través de una larga dictadura. La guerra de España, de 1936 a 1939, se convirtió en un mito internacional porque en ella combatieron muchas de las fuerzas e ideologías que dieron forma al siglo XX. En Europa, sobre todo en países como Inglaterra o Francia, se ha impuesto una especie de tabú: solo se acepta la versión de la guerra que elaboró la Komintern. Según ella, Stalin y sus protegidos del Frente Popular español defendían la democracia. Esto es tan absurdo como decir que Hitler defendía a los judíos, o a los polacos. Existe una censura de hecho, como la que impidió durante largo tiempo, en Inglaterra, la publicación del libro de Orwell sobre la guerra civil. Incluso un periódico francés de derecha, como Le Figaro, se negó a publicar una entrevista conmigo alegando que “todavía no ha llegado el tiempo de decir esas cosas”. En Inglaterra y en Alemania varios periódicos han tergiversado mis puntos de vista e informado erróneamente a los lectores. Una actitud nada liberal, e intelectualmente ridícula.
    ¿Que opinión sobre la guerra tienen los españoles de nuestra generación? ¿La verdadera o la falsificada?
    Durante casi cuarenta años, incluso en los últimos tiempos del franquismo, en España ha predominado la versión basada en la propaganda stalinista. Por ello muchos españoles, sobre todo jóvenes, siguen creyendo esa versión. Sin embargo, esas ideas están en rápido retroceso.
    ¿Qué tipo de mitos combate usted en ese libro de salida inminente en Polonia? ¿Cuáles son más persistentes, más falsos o más peligrosos? Y por el contrario, ¿existen algunos mitos que se hayan verificado?
    El mito principal, del que derivan todos los demás, es el que ya señalé: que el Frente Popular representaba la libertad. Pero ese frente se componía del Partido Comunista, que durante la guerra se convirtió en el principal partido de las izquierdas y era un partido agente de Moscú. Luego estaba el Partido Socialista, que no era socialdemócrata, sino marxista radical, incluso más radical que los comunistas, y que organizó deliberadamente la guerra civil. Estaban también los anarquistas, completamente ajenos a la democracia. Junto a estas tres fuerzas principales venían los republicanos de izquierda y los nacionalistas catalanes, que no eran demócratas, pues al perder las elecciones a finales de 1933 habían preparado golpes de estado. También se unieron a las izquierdas los separatistas vascos, que eran un partido católico, pero ultrarracista. No sé qué clase de libertad podían representar estos partidos.
    De este mito esencial derivan muchos otros. Por ejemplo, la idea de un “frente unido”. Los miembros del Frente Popular se odiaban entre sí, hubo dos guerras civiles entre ellos dentro de la guerra general, y numerosos asesinatos. Los separatistas vascos apoyaron a las izquierdas porque parecía seguro que ellas vencerían, dada su superioridad material. Pero cuando la guerra fue mal para las izquierdas, las traicionaron, facilitando a Franco la industria pesada de Bilbao y su primera gran victoria, en Santander.
    Otros muchos mitos se vienen abajo. Por ejemplo, el bombardeo de Guernica por la Legión Cóndor y aviones italianos causó un máximo de 126 muertos, probablemente algunos menos, y no los 800 a 3.000 que ha dicho la propaganda (las izquierdas suelen ser poco respetuosas con las cifras reales, multiplicándolas por diez y más cuando les conviene). Y fueron las izquierdas quienes comenzaron los bombardeos sobre la población civil. Guernica tuvo una consecuencia militar importante, porque el gobierno autónomo vasco, dominado por los separatistas, llamó a la lucha, pero entró rápidamente en contacto con los fascistas italianos para negociar su rendición por separado, a espaldas del Frente Popular. Todo esto está hoy probado.
    Otros mitos se sostienen, como el de la resistencia del Alcázar de Toledo. O el paso del estrecho de Gibraltar por tropas de Franco en el primer puente aéreo de la historia, que salvó a los sublevados de ser aplastados por las izquierdas. Se suele atribuir el puente aéreo a los aviones italianos y alemanes, pero consiguió sus principales objetivos con aviones españoles, en las dos primeras semanas de la guerra.
    Hitler y Mussolini ayudaron a Franco, pero ninguno de ellos lo dominó. De hecho, en la crisis de Munich, en 1938, Franco declaró que en caso de guerra europea él sería neutral, lo que causó irritación en Berlín y en Roma. En cambio Stalin sí dominó al Frente Popular. Los dirigentes españoles que no gustaban a Moscú fueron desplazados, como Largo Caballero o Prieto. Negrín duró porque obedeció a Stalin.
    Es obvio que el Frente Popular representaba una dictadura totalitaria, un comienzo de las “democracias populares”. El bando de Franco fue una dictadura autoritaria, no fascista aunque adoptase algunas formas externas fascistas.
    Un punto clave para mí es que la guerra no destruyó la democracia, sino que la previa destrucción de la democracia causó la guerra. La destrucción ocurrió en dos fases: en octubre de 1934, meses después de que las derechas ganaran las elecciones, las izquierdas lanzaron una insurrección armada que fracasó en dos semanas, pero dejó 1.400 muertos. La segunda fase fue un proceso revolucionario a partir de la victoria electoral del Frente Popular en febrero de 1936. Estas elecciones fueron muy violentas y nunca se publicaron las votaciones, por lo que no podemos considerarlas democráticas. La derecha no simpatizaba con la democracia, pero era mayoritariamente moderada, legalista y pacífica. En octubre de 1934 había defendido la Constitución republicana y las libertades. Se rebeló en julio de 1936, arriesgándose a una probable derrota, porque se sentía a punto de ser aplastada por el proceso revolucionario impulsado por los socialistas y los anarquistas. Los comunistas eran todavía un partido pequeño, y la Falange también. Para entonces, la derecha había dejado de creer que la democracia pudiera funcionar en España y veía la solución en una dictadura autoritaria. En esa época la democracia liberal estaba en crisis en toda Europa, y de no haber intervenido USA desde 1942, el totalitarismo nazi o el comunista habrían triunfado por mucho tiempo. Creo que los polacos pueden entender, por su propia experiencia, unos procesos de descomposición política y colaboración entre las izquierdas burguesas radicalizadas y los revolucionarios.
    La victoria de Franco tuvo una importante consecuencia internacional: al mantener la neutralidad durante la guerra mundial, no solo salvó a España de una terrible devastación, sino también a los Aliados. Si Franco no hubiera intervenido, Alemania habría ocupado Gibraltar y controlado el Mediterráneo, lo cual pudo haber cambiado el curso de la guerra.
    ¿Cómo puede explicarse el éxito editorial de sus libros?
    No lo esperaba, pero está claro que mucha gente estaba insatisfecha con las versiones predominantes, con sus contradicciones y omisiones. También ha contribuido al éxito el hecho de que los historiadores contrarios no han logrado rebatir mis tesis, sino que han reaccionado tratando de imponer la censura y el silencio sobre mis obras. Al fracasar, han lanzado campañas de ataques personales e insultos que no han hecho más creíbles sus propias interpretaciones de la guerra. Como ha escrito Stanley Payne, uno de los historiadores más expertos en España, estas actitudes revelan un espíritu propio de la Italia fascista o de la URSS de Stalin, pero no de un país libre.
    ¿Cuál ha sido el impacto de sus libros en la opinión pública española?
    Creo que ha tenido un impacto decisivo, porque ha cambiado la percepción de mucha gente sobre el pasado, y también sobre los orígenes de la actual democracia, que proviene de los sectores reformistas del franquismo y no de la oposición antifranquista. Al terminar la dictadura, los presos políticos en las cárceles eran casi todos comunistas o terroristas, mucho más antidemócratas que Franco.
    Usted ha sido agredido físicamente por sus opiniones sobre la guerra…
    Fue en la universidad Carlos III, de Madrid. En Barcelona hay, sobre todo, censura en la prensa sobre mis conferencias. Como dije, la reacción a mis libros ha sido muy poco intelectual. Un periódico socialista de Barcelona ha pedido mi encarcelamiento y el de César Vidal, otro historiador que no gusta al Gobierno. He sufrido muchas amenazas e insultos y no ha habido un debate serio. Después de hablar yo en televisión, el periodista que me entrevistó recibió un fuerte acoso del sindicato socialista UGT. En otra conferencia mía, el Gobierno envió policías a intimidar a los organizadores, y cada vez que hablo en alguna ciudad surge una campaña, incluso en la prensa, para que se me impida expresarme. Algunos libreros han sufrido amenazas por exponer mis libros en el escaparate, y otros libreros izquierdistas desaconsejan a los clientes la compra de mis libros. Se me ha negado el derecho de réplica en diversos periódicos… Son síntomas, no muy importantes pero sí significativos, de una involución antidemocrática bajo el actual Gobierno. Un Gobierno que se encuentra más a gusto negociando con los terroristas islámicos o con la ETA, que con los demócratas.
    ¿Está presente la guerra civil en la vida política actual en España?
    La guerra civil nació, como dije, de la destrucción de la legalidad republicana por las izquierdas, y actualmente existe un proceso de destrucción de la Constitución por medio de una alianza entre el Gobierno, los separatistas y los terroristas. Esto es muy preocupante. No creo que se repita una situación como la de 1936, pero sería frívolo negar la posibilidad de una violencia o una descomposición social. Tampoco creía nadie posible lo que ocurrió en Yugoslavia, y creo que en España debe frenarse esta involución, porque puede tener consecuencias muy graves. Después de todo, lo que permite una convivencia en paz y en libertad entre grupos sociales con ideas e intereses diversos es el respeto a la ley y a los derechos públicos. Y si estos son atacados como hoy sucede en España, las perspectivas no pueden ser buenas.
    ¿Se puede decir que el zapaterismo es una especie de revancha de los perdedores de la guerra civil?
    Ni siquiera eso es verdad, porque Zapatero no proviene de los perdedores. Un abuelo suyo fue fusilado por los franquistas, pero otro abuelo era franquista, y su esposa viene también de familia franquista. Lo mismo pasa con la mayoría de estos antifranquistas… de después de Franco. Bajo el franquismo, vencedores y vencidos se mezclaron y se casaron entre sí, se reconciliaron, y las pasiones y odios de la guerra desaparecieron. Eso, más la prosperidad económica que legó la dictadura, permitió una transición a la democracia con pocos problemas. Ahora, a algunos demagogos les gusta sentirse herederos de aquel nefasto Frente Popular y Zapatero se ha proclamado “rojo”. Son estupideces, pero estupideces muy peligrosas.

  35. Francisco Largo Caballero (Lenin Español) dijo:

    -«La democracia es solo el primer paso hacia la consecución de la dictadura del proletariado.Que nadie dude que el poder será nuestro, por las buenas o por las malas».
    -«Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la Guerra Civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos». (El Liberal, de Bilbao, 20 de enero de 1936).

  36. Grigori Zinoviev Apfelbaum, septiembre de 1918, en \ dijo:

    «Para deshacernos de nuestros enemigos, debemos tener nuestro propio terror socialista. Debemos atraer a nuestro lado digamos a noventa de los cien millones de habitantes de la Rusia soviética. En cuanto a los otros, no tenemos nada que decirles. Deben ser aniquilados».

  37. Azaña dijo:

    «No quiero ser presidente de una República de asesinos».

  38. fernando_mh dijo:

    Como bien ha dicho Gaspar Llamazares hoy, en Bilbao, lo preocupante sería que nos alabaran, encantados, los fascistas, neonacionales franquistas y demás partidarios de la dictadura y defensores de la legitimidad de la «Santa Cruzada».
    Es lógico que todo lo que queda de faccioso en España esté muy cabreado con con nosotros. No nos debe extrañar. Parece que hemos pinchado en nervio.

  39. Francisco Antón dijo:

    «»…nos hemos preocupado un poco por limpiar la retaguardia. Es difícil asegurar que en Madrid está liquidada la Quinta Columna, pero lo que si es cierto es que allí se han dado los golpes más fuertes…y esto se debe a la preocupación del Partido y al trabajo abnegado, constante, de dos camaradas nuevos,… el camarada Carrillo, cuando fue Consejero de Orden Público, y el camarada Cazorla,…»»
    Declaraciones publicadas de Francisco Antón en «Discursos pronunciados en el Pleno Ampliado del Comité Central del Partido Comunista de España, celebrado en Valencia los días 7 y 8 de Marzo de 1.937.» (Biblioteca Central Militar. Armario Especial. Signatura 1.048).

  40. Juan García Oliver dijo:

    «Habrá diez mil quinientos (refiriéndose a la población «penal» en Madrid en) pero dentro de muy pocos días solamente tienen que quedar quinientos…»
    Réplica del Ministro de Justicia (Juan García Oliver) al Secretario Técnico de Prisiones (Antonio Fernández Martínez), según declaraciones de Manuel Guerrero Blanco (funcionario del Ministerio de Justicia) en AHN-CG 1526 (2), Ramo Nº 3, Folio 34

  41. fernando_mh dijo:

    No insistan, señores trolls facciosos y demás amigos de Pío Moa, por favor; será inútil.
    Todo comentario que incluya enlaces, banners o gifs animados que, con ánimo comercial o simplementemente propagandístico, promocionen o redirijan a otros sitios web sin relación con el contenido del artículo a juicio del editor y propietario del blog, tendrán el tratamiento propio de cualquier mensaje de spam o correo masivo no deseado. Es decir, serán borrados ipso facto, sin más explicaciones.

  42. Lister dijo:

    es logico que ante el descubrimiento de que la izquierda es asesina, los verdaderos fascistas, socialistas como mussollinia, estén nerviosos e intenten encarcelar a alguien por escribir libros

  43. fernando_mh dijo:

    Los insultos sólo consiguen retratar a sus autores y resaltar su falta de argumentos.

  44. Hitler=Stalin dijo:

    jajjajajajaajaja quien fue hablar de falta de argumentos……. facciosos, fascistas y poco mas. Si se denuncia a Pio se debería denunciar a IU, lo forman comunistas que no les da verguenza manifestarse con la bandera roja.Símbolo del exterminio de clases sociales enteras por todo el mundo, con el fin de imponer ideas politicas.FASCISMO=COMUNISMO

  45. Izquierda Undida dijo:

    Como siempre, hubo palabras para Santiago Carrillo, al que acusaron de asesino por los hechos de Paracuellos. Quizá ha llegado el momento de reivindicar a Carrillo. Toda España debió ser Paracuellos.
    felix.martinez
    esto es parte de un artículo publicado por el mundo, el periodista después de estos méritos tabaja ahora con el diario público. ¿¿¿¿¿¿¿Por que no lo denunciaia??????? ¿¿¿¿No es acaso apologia del genocidio????? HHIIPPOOCCRRIITTAASS

  46. Alfonso dijo:

    Paz y bien.
    Cualquiera que entienda algo de métodos histórico críticos sabe que es un disparate promulgar una ley para recuperar la memoria histórica.
    Cualquiera qu conozca la situación social española es contraproducente social y políticamente sacar una ley tan hiriente por el PSoe y los pequeños corifeos.
    Cualquiera que conozca a Antonio Machado, sabe que la mayoría usan la cabeza para envestir y pocos para pensar. Su muerte s una vergüenza de nacional, sobre todo de aquellos que eran de su bando, que lo abandonaron a él y amuchos otros.
    SERÍA MUY BUENA QUE QUELLOS QUE TIENEN LOS RESTOS DE SUS SERES QUERIDOS EN SITIOS QUE NO LE GUSTAN TENGAN TODAS LAS FACILIDADES PARA RECUPERARLOS, los hayan matados quienes fueran.
    Los problemas reales de España hoy son otros. NECESITAMOS GOBERNATES NO GANAELECIONES.

  47. fernando_mh dijo:

    ¿»envestir«, Alfonso?¿Eso decía Machado?
    Lea usted lo que escribe antes de compartirlo, y mírese un poco hacia sí mismo antes de «envestir» contra los demás, hombredediós, que da grima leerlo. Afectuosamente.

  48. Fascismo=Comunismo dijo:

    ALFONSO……… Para que te molestas siempre dice lo mismo faccistas, facciosos, a eso no respondo el blog es mio , no sabes escribir……Que fué de aquella Izquierda cuando estaba Anguita.Estos de ahora acabaran en el PSOE

  49. Cristina dijo:

    Hace tiempo que me pregunto qué es exactamente lo que provoca las histéricas reacciones de una parte de las gentes de izquierda ante los libros de Moa. Cierto es que sus estudios y tesis sobre la Guerra Civil subrayan la responsabilidad de los partidos de izquierda en la ruptura de la legalidad y la convivencia que conduciría al estallido bélico. También es verdad que ha reflejado los crímenes cometidos por aquellos partidos cuyas víctimas fueron tanto personas de derechas como otras que militaban en grupos marxistas y anarquistas. Igualmente, el cuadro que pinta de la Segunda República rompe la idílica imagen que un sector de la izquierda española se ha obstinado en dar de ella. Y asimismo hay que reconocer que hace añicos aquella versión propagandística de la Guerra que fabricaron entonces los sagaces agentes de Stalin, y a la que décadas después todavía se aferra un tropel de políticos interesados, historiadores politizados y personal cautivo de la ignorancia voluntaria, cual náufragos a un salvavidas. ¡Tanto les va en ello! Se diría que desprovista de esa historieta de buenos y malos, la izquierda no podría levantar cabeza nunca más en España.
    Con todo lo que esas tesis y otras les toquen las narices, las cuales apenas contienen hoy más que mocos sentimentales, y dado que se han autoprohibido leer sus libros, pienso que no es su obra lo que les saca de quicio, sino él. Es decir, que desafíe sus mitos alguien con su pasado. Haber sido comunista y antifranquista bajo Franco, y no después, como la mayoría de los que ahora se expiden carnés de luchadores contra la dictadura, es un pecado imperdonable cuando uno luego ha sometido sus dogmas a la crítica y ha descubierto sus falsedades. Si además cuenta sus hallazgos y tiene éxito, entonces ya es un crimen. Pero siempre lo es dejar la secta y no callarse. Para esos «ex» reinventaron los comunistas el término de «renegados». Son los «traidores» a los que se persigue con mayor saña que al «enemigo» habitual. Pues son, y eso lo ha creído siempre la secta, los que más daño le infligen. De modo que los vilipendian y desprestigian, porque la muralla de engaños es, ay, frágil. O los silencian. En los tiempos del poderío comunista, de forma definitiva. Operaciones estas en las que la acomplejada izquierda no comunista ha colaborado de buen grado.
    Que tal es el punto que les duele, se detecta en su insistencia por presentar a Moa como un individuo de «extrema derecha franquista», como hacen estos de IU que han ido al juzgado para presentar una denuncia y no por lo que ha escrito con su firma, sino por unas frases aparecidas en el diario Público, que el autor tachó en su momento de apócrifas y sesgadas. Si Moa no hubiera abandonado la izquierda, hoy sería probablemente un icono, como dicen, de la lucha antifranquista y su pasado terrorista les encantaría a los progres, que tanto admiran a los practicantes de la «lucha armada», aunque, justo es decirlo, más a los que persisten en ella que a los que se hacen demócratas. Mientras los pequeños inquisidores se inventan injurias contra las víctimas del franquismo, seguimos a la espera de que ellos y sus mayores honren alguna vez a las víctimas de los comunistas españoles en la Guerra, y a los cien millones de muertos que lleva en su haber la doctrina de la que continúan siendo adeptos.

  50. fernando_mh dijo:

    Ya está usted respondida, doña Cristina. Como ya he dicho antes, no voy a dedicar ni un minuto en rebatir comentarios franquistas, que defiendan la dictadura y sus crímenes.
    Allá ustedes si quieren seguir insultando, contando barbaridades sobre lo malos que somos los comunistas y tal y tal. El juez o jueza dictará sentencia.

  51. Lister dijo:

    oh dios mio, decir que el gobierno república asesinó a mansalva es defender la dictadura
    el juez dictará sentencia y espero que sea cual sea el signo de esa sentencia, te acuerdes y la escribas aquí.

  52. Cristina dijo:

    Eres patètico Fernando NI UN ARGUMENTO, SOLO INSULTOS.
    Tu me llamas Fascista NOOOO!!!!! El Fascista eres TÚ

  53. fernando_mh dijo:

    Sí, claro: por eso presto este espacio a sus groserías, exclamaciones inconexas y exabruptos. Porque soy un fascista.
    En fin. Cada cual se retrata con sus manifestaciones.

  54. fernando_mh dijo:

    De cualquier forma, señores franquistas y señores trolls del blogofascismo, han llegado ustedes a cansarme ya.
    Como ya les había comunicado, me reitero y ratifico la decisión de no contestar a ninguno de sus improperios franquistas, y borraré todo rebuzno filofascista, eructo faccioso, comentario fuera de tono o que contenga insultos y exclamaciones ofensivas sin ningún reparo.

  55. Cristina dijo:

    Eres patètico Fernando NI UN ARGUMENTO, SOLO INSULTOS.
    Tu me llamas Fascista NOOOO!!!!! El Fascista eres TÚ

  56. Alfonso dijo:

    Los principios de la propaganda
    Miremos en estos espejos a ver si estamos haciendo historia o insultos, todos, no se es completo por ser de izquierdas o de drechas. Y UN RESPETITO A AQUELLOS AÑOS DOLOROSAMENTE ATROCES.
    Goebbels era un genio de la propaganda. Unos famosos principios impulsaron su trabajo. Todavía son usados hoy en día como herramienta propagandística. Son estos:
    1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.
    2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
    3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. «Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.
    4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
    5. Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.
    6. Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad.»
    7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
    8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
    9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
    10. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
    11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente de que piensa «como todo el mundo», creando una falsa impresión de unanimidad.
    “Miente, miente, que al final algo quedará… …cuanto más grande sea una mentira, más gente lo creerá…» [sin referencias] Joseph Goebbels, ministro de Propaganda nazi.
    “Una mentira repetida mil veces, seconvierte en una verdad”
    NO SE LO CREAN SE CONVIERTE EN UNA RIDÍCULA MENTIRA DE UN POBRE MENTIROSO, (tanto para los que mienten de izuierdas, como los que mienten de derechas.

  57. Llamazares el hipócrita dijo:

    El Congreso ha rechazado una proposición no de ley del PP y UPN, en la que solicitaban la eliminación de los nombres en las calles y plazas así como de los nombramientos de hijos adoptivos que tienen en la actualidad miembros de la banda terrorista ETA.
    Que el órgano que representa a todos los españoles cometa tal indecencia, sólo por llevar la contraria al PP en el caso del PSOE, y no nos atrevemos a aventurar las razones de otros grupos, nacionalistas o comunistas, pero que pueden ustedes suponer, nos indica bien a las claras el nivel de degradación moral que ha sufrido nuestra clase política en los últimos años.
    Llama poderosamente la atención que aquellos que más se rasgan las vestiduras por la represión franquista de hace 80 años, pasen como si tal cosa sobre la brutalidad terrorista de hoy en día.
    Y es que para aquellos que aún duden de cual es la verdadera intencionalidad de la Ley de memoria histórica, no tienen más que examinar el comportamiento de los grupos que han impulsado la misma. Exactamente los mismos que tanto se han llenado la boca con la necesidad de hacer desaparecer todo recuerdo del callejero español de los miembros de uno de los bandos de la guerra civil, son los mismos que no quieren quitar de las calles del País Vasco el homenaje a los terroristas etarras.
    Evidentemente si en algún momento su intencionalidad hubiera sido la de reivindicar los derechos humanos y la memoria de las víctimas de cualquier proceso represivo, habrían sin duda apoyado la moción del PP, pero de lo que se trata no es de mandar el mensaje a la sociedad española de que no se pueden repetir experiencias que cercenen las libertades o nos arrojen a unos españoles contra otros, sino de que realmente se trata es de que los vencidos de ayer se tomen la revancha hoy. Poco importa lo que hiciera o dejará de hacer Franco, a la vista de lo poco que importa al PSOE y sus socios lo que hacen los etarras, lo importante es que Franco era de derechas y venció a sus abuelos de izquierda, y esto es lo que les resulta intolerable históricamente, no la violación de derechos humanos.
    Por que si de verdad les importasen esos derechos humanos que tanto les gusta sacar a paseo, tendrían una oportunidad inmejorable hoy de hacer algo por evitar que se pisoteen en el País Vasco, en vez de demostrar que sólo les interesa un pasado ya irremediable, al que se acercan con la mirada tuerta del sectarismo.

  58. Grande-Marlaska, por la justicia dijo:

    17 de Mayo de 2008 – 20:20:05 – Pío Moa
    Ha causado furiosa indignación en medios progres el archivo de la denuncia presentada contra mí por los apologistas de la cheka –comunistas de IU fundamentalmente, pero no solo—a raíz de mi libro Años de hierro. Como muestra, este botón:
    “Un tipejo llamado Pío Moa, a la sazón pseudohistoriador y manipulador de la historia, con ayuda del juez Grande-Marlaska, ha sido liberado de la denuncia que le pusimos, en aras de una pretendida libertad de expresión que le permite insultar gravemente y mentir con descaro. Es el mismo juez que ha acusado de injurias graves, entre otros, a los dibujantes de El Jueves por aquella famosa viñeta, y a otros por razones mucho menos graves, a mi entender. Sin embargo deja claro que no es un delito llamar criminales a los que defendieron con dignidad la legitimidad de la República y decir, entre otras lindezas, que estaba justificado el asesinato de Las Trece Rosasy de Lluis Companys, o que Franco no ejecutó a republicanos sino que simplemente les escarmentó (…) Yo, que también firme la denuncia, no me arrepiento. Esto no es una derrota de los denunciantes, sino del Estado de Derecho que permite que tipos como el tal Pío Moa, con ayuda del juez Grande-Marlaska, pueda seguir falseando la historia y manipulando nuestra Memoria Histórica”.
    Estos maestros del lenguaje injurioso y provocador se duelen de su mala suerte por haber caído su denuncia en manos de un juez íntegro que no entiende, como otros, la justicia según convenga a la política del ejecutivo. Estos señores que han introducido el insulto, la calumnia y la falsedad sistemática en el lenguaje común de los medios, estos adecuados seguidores de quienes “defendieron con dignidad la legitimidad de la República”, aseguran, refiriéndose a los stalinistas, marxistas, racistas y golpistas varios amalgamados de hecho o de derecho en el Frente Popular, estos señores, digo, no toleran que alguien les cante cuatro verdades. Y, de conformidad con su carácter, intentan silenciar a los críticos y “reeducarlos”, como siempre han hecho los stalinistas.
    Explican ellos mismos: de haber sabido que la denuncia recaería en Grande-Marlaska, la habrían retirado. Cierto. Esperaban que cayera en manos de jueces como esos para (es decir, contra) la democracia: la “justicia” al servicio del despotismo gubernamental.
    El auto del juez argumenta: “En el caso de autos, compartiendo el juicio jurídico formalizado por el Ministerio Fiscal, valorando las expresiones proferidas por el denunciado, consistentes principalmente en: “… los que, defienden la Ley de Memoria Histórica, se identifican con los criminales, los de las checas”, las circunstancias en que se refirieron, presentación de un libro [Años de hierro] en modo alguno podemos concluir sobre una animus injuriandi, ajeno al criticandi, disintiendo de la opinión, como dicen los denunciantes, mayoritaria. Destacar como en la expresión imputada a quienes se llama criminales, no lo es a los altos representantes de la nación, quienes votaron la Ley de Memoria Histórica, sino quienes actuaron en las llamadas “checas”. El que se refiera que aquellos se identifican con los últimos puede considerarse desafortunado, pero nunca, siguiendo su propio tenor literal, y sin necesidad de mayores interpretaciones, que les abarque el concepto de “criminal”.
    En efecto, los criminales indudabilísimos son los de las chekas. Y los autores de la ley, los “altos (¿?) representantes de la nación” –nación en la que no creen–, se han identificado ideológica y políticamente con aquellos criminales, y lo han hecho de forma asimismo indudable, después de haber falsificado la historia de modo radical y asimismo indudable. Estos no son insultos ni siquiera frases desafortunadas, sino hechos perfectamente constatables, reproducidos en el manifiesto por la Verdad Histórica, que vuelvo a exponer más abajo. Prueben, si no, a demostrar lo contrario, en lugar de intentar persecuciones gulagianas.
    La libertad está siempre en peligro, y más en estos tiempos de involución política. Para constatarlo baste señalar este otro hecho: solo han salido en defensa de las libertades, nuevamente, la COPE, Libertad Digital, Intereconomía y muy pocos más. Nadie, absolutamente nadie, en el mundo progre, ha protestado por la denuncia de corte chekista contra mí, por este intento de acallar una crítica que, además, se ha demostrado completamente veraz; por este ataque directo a la libertad de expresión. Nadie en la dirección del PP ha levantado tampoco la voz para condenar el desafuero. Nadie en El mundo, Abc, La Razón, por supuesto en las televisiones, tan mayoritariamente afectas a la telebasura. Triste, muy triste. Y muy revelador. ¿Qué clase de demócratas son todos ellos? ¿Qué democracia puede salir de tales actitudes?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s