La corrupción sale barata en las urnas.

En «blogurbanismo.com», uno de los blogs más interesantes de la urbablogosfera al que estoy suscrito, he leído un completo análisis relacionando los famosos asuntos de corrupción urbanística que se han conocido en los últimos meses y los resultados electorales del domingo 27 de Mayo en las elecciones municipales. Recomiendo su atenta lectura, porque además de un relato pormenorizado de cómo les ha ido en esto de las urnas a algunos de los presuntos y/o convictos chorizos ladrilliles que en España han sido (Castellón, Ciempozuelos, Andratx, Seseña,…) contiene una nefasta conclusión que comparto e incluso me atrevo a remarcar: para algunos, la corrupción urbanística es económicamente rentable: no tiene apenas coste electoral.

ACTUALIZACIÓN 31.05.2007_22:00: Javier Ortiz da razones para entender este voto procorrupción en el País Valenciano en uno de sus apuntes del natural, titulado precisamente «El voto de la corrupción«. Su artículo de hoy gira alrededor de la idea de que «la corrupción favorece a todos«. Yo sigo sin entenderlo, aunque lo que Don Javier nos cuenta parece creíble. Pero yo pensaba que el personal tenía más principios y escrúpulos éticos. Va a ser que Euskadi is different, o algo.

ACTUALIZACIÓN 31.05.2007_ 23:15: Manuel Rico, en «Periodismo Incendiario«, también se refiere a este asunto, en «¿Qué ha ocurrido con la corrupción?«, pero de manera más diversa y contradictoria. Parece -según cuenta Don Manuel- que se valora de manera distinta a corruptos de izquierda y corruptos de derecha…

Lo más lamentable sería -y hay datos para sospecharlo- que los réditos económicos que se han obtenido especulando o defraudando a la sociedad, cometiendo delitos y faltas, o manipulando el urbanismo para engordar las cuentas corrientes de algunos políticos y sus empresarios afines hayan podido, incluso, ser utilizados para financiar su reelección. No sólo no se les condena, ni se les expulsa democráticamente de sus puestos de responsabilidad en la administración, sino que, como Carlos Fabra, tienen la desfachatez de decir que «las urnas ya me han absuelto«. Increíble, pero cierto.

Afortunadamente, en algunos casos la corrupción pasa factura y ocurre, como en Seseña, que a quienes han dado la cara contra la mafia ladrillística, como a Manuel Fuentes (IU) en su personal lucha contra la trama especulativa de «El Pocero«, su electorado les premia con una mejora sustancial en su representación y una mayor confianza popular, basada en su ética y coherencia de la gestión pasada. Pero todo -como siempre- nos sabe a poco, y nos gustaría que también en Castellón y Andratx hubiera habido un severo correctivo ante esas presuntas irregularidades.

Aunque no tiene que ver con la corrupción urbanística, sí es un asunto asimilable el escandaloso fraude en la oficina de Irún de la Hacienda Foral de Gipuzkoa. En este caso el efecto (en Irún y otras poblaciones de Gipuzkoa, como en Errenteria, o en la misma Donostia) se ha dejado notar, castigando al partido que gestiona este departamento foral (PNV) con la mitad o menos de su representación anterior, aunque -como siempre: vamos a ser cansinos- no con la intensidad que algunos esperábamos dada la gravedad del fraude (los recaudadores de impuestos metiéndose la pasta a su bolsillo).

En resumen, y lamentablemente: la corrupción sale demasiado rentable. O los ciudadanos castigamos poco políticamente, en las urnas, a aquellos que utilizan el poder democráticamente otorgado para enriquecerse ilícitamente. Y esto no se resuelve con más leyes, sino con mayor educación cívica, con más conciencia crítica y responsabilidad a la hora de emitir el voto. O sea, que los culpables somos todos.

diagonalmar.jpg

(La foto es de la ciudad de Barcelona, de la vista de la Diagonal desde el Forum, tomada este mes de mayo, y no, no tiene nada que ver con el tema del artículo -que yo sepa-.)

Esta entrada fue publicada en política, urbanismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La corrupción sale barata en las urnas.

  1. robertoC dijo:

    En Cantabria tenemos un caso que, no se si llamar de corrupción. Se trata de la urbanización del Alto del Cuco, en el municipio de Piélagos, que hace un par de meses fue declarada ilegal (tenía todos los parabienes del ayuntamiento). Pues bien, parece que esa sentencia no solo no ha dañado al PP en las urnas (partido que tenía la alcaldía), sino que incluso ha subido en porcentaje de votos. No entiendo nada.

  2. Jose+Manuel dijo:

    Vivimos en un lugar repleto de pícaros y lo único que parece molestarnos es no poder ser uno de ellos. Estafar está bien visto, aún siendo uno mismo el estafado. ¿No es cierto que la novela picaresca es un género que únicamente se cultivó en España? -si no consideramos Oliver Twist como novela picaresca, claro-.

  3. Jaizki dijo:

    De la corrupción deberían encargarse los jueces, no los electores. Un político corrupto debería estar en la cárcel, y no presentándose a las elecciones.

  4. fernando mh dijo:

    @robertoC, es precisamente a esto a lo que me refiero: no entiendo cómo el electorado responde premiando a quien se salta la legalidad y el interés público en virtud de intereses particulares. Yo tampoco lo entiendo.
    @Jose+Manuel, esto ya es algo más que picaresca. Lo de algunos personajes de la política y la empresa inmobiliaria en este país trasciende el engaño, el timo o la gracia pícara, para llegar a la categoría de la delincuencia antisocial, el robo con alevosía. No estamos hablando de pícaros, Buscones o Lazarillos, sino de una especie de Jack el Destripador del derecho a la vivienda, Desmenuzador del urbanismo social y el medio ambiente.
    @Jaizki, tienes razón, pero lamentablemente los jueces y tribunales tardan demasiado en dictar sus sentencias firmes y en ser ejecutadas, y mientras tanto «figuras del toreo» como Carlos Fabra se siguen presentando a elecciones y… ¡¡¡ganándolas!!!
    Entre recurso y recurso, al menos, sería de agradecer, por higiene democrática. que los ciudadanos no insistiéramos en dejar la cosa pública en manos de tan dudosos gestores.

  5. Jaume S. dijo:

    Fernando, antes de nada…gracias por el comentario sobre nuestro Blog!
    En referencia a este tema, creo que poco queda por decir…a excepción de algunos municipios, la gente sigue apoyando a los políticos que «generan» expectativas de beneficio a costa del uso y abuso del urbanismo. Algún día despertarán y verán que el beneficio de unos pocos supone la perdida de todos.

  6. fernando mh dijo:

    @Jaume S.: gracias a tí, por mantener blogurbanismo.com, que poco a poco se está convirtiendo en una fuente solvente y contrastada de información y opinión en el ámbito urbanístico.
    Y sí, queda poco por decir. Lamentarse, e intentar difundir, en la medida de lo posible, que es posible cambiar esto, que no hay que conformarse, y que el momento adecuado para quejarse y manifestar la indignación por la corrupción es, precisamente, en las elecciones. Otro urbanismo (social, basado en el interés público y no en el negocio privado) es posible (creo yo).

  7. Jaizki dijo:

    Razón de más Fernando para realizar una reforma profunda del sistema judicial.
    Me parece muy peligroso que la honestidad de los políticos quede en manos de los electores, que no suelen tener instrumentos para saber lo que se hace por debajo de la mesa, y se pueden vez fácilmente deslumbrados por lo que se hace encima.
    Si te paseas por ciertos municipios ves que en los últimos años se han hecho obras faraónicas que los ciudadanos las asocian a la labor del ayuntamiento, sin saber quién ha sido el pagano de esas obras, ni los peajes que se han cobrado.

  8. fernando+mh dijo:

    @Jaizki, quizás no me haya expresado bien: desde mi punto de vista, no se trata de sustituir la acción judicial por el castigo electoral. Pero mientras éste llega, dados los problemas de eficacia y rapidez de la justicia -de todos conocidos y por todos reclamada una solución-, me resulta curioso que los electores mantengan o incluso apoyen a estos gestores que, como mínimo, están encausados por corrupción y son presuntos dilapidadores de los recursos públicos, o que incluso han sido pillados in fraganti, con las manos en la masa y condenados en primeras instancias, aunque tengan pendientes recursos.
    Por supuesto que hay que mejorar el sistema judicial. Pero cuando tienes a elementos acusados, encausados e incluso -acuérdate de Gil y Gil– condenados por corrupción (o sea, que la justicia va funcionando), no entiendo cómo sus ciudadan@s siguen prestándoles su apoyo y confiando el gobierno de las instituciones en sus manos. Sólo se puede explicar mediante una teoría que me niego a aceptar -por antropológico optimismo-: que a la mayoría de l@s electores les importa un pimiento la ética y los principios, siempre que «a ell@s les vaya bien«.

  9. Jaizki dijo:

    Me temo que eres demasiado optimista, antropológicamente hablando.

  10. Jaizki dijo:

    Creo que te gustará saber que en algunos sitios parece que la corrupción paga electoralmente: Cacicuelos que se van por el retrete.

  11. fernando+mh dijo:

    @Jaizki, es cierto que en algunos sitios se paga, pero en otros no tanto. Y, como Zapatitos, prefiero pecar de optimista que de negativo. Eso sí, consciente de la limitación que supone el optimismo sistemático: me doy unas leches cada vez que la triste realidad me pone en mi sitio…

  12. Cuando el Estado no pone los mecanismos de control apropiado para controlar la corrupcion esta puede llegar a los mas altos niveles de cualquier administracion, y el mejor alimento que se le puede dar es la impunidad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s