AVS: promotores públicos de vivienda y suelo.

avsvalencia.jpgHoy he estado en Valencia, donde he participado en la Asamblea General anual de la asociación AVS, colectivo que agrupa a la mayoría de los promotores públicos de vivienda y suelo del Estado Español. Mi empresa, ORUBIDE, pertenece a esta asociación desde hace unos dos años, igual que las otras dos sociedades adscritas al Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco (la promotora VISESA y la gestora de alquiler ALOKABIDE). Junto con otras cuatro de las principales sociedades de vivienda pública de Euskadi, Viviendas Municipales de Bilbao, la Agencia de Renovación Urbana de Gasteiz, la Entidad Pública Empresarial de Vivienda de Donostia e Irunvi, la Sociedad Pública de VIvienda de Irún, conformamos la “Sección Vasca” de esta asociación estatal de promotores públicos de vivienda y suelo. En AVS se integran más de 160 sociedades gestoras de las diecisiete comunidades autónomas, tanto de ámbito local, autonómico y estatal. Se puede decir (en lenguaje friki-wan-kenowi) que es el “lado de la fuerza” que equilibra el “lado oscuro” de la patronal privada del sector. Vivienda social versus negocio ladrillístico. Urbanismo público frente a especulación inmobiliaria.

La importancia de este contralobby que AVS pretende liderar como “patronal de los promotores de vivienda pública” radica precisamente en la contraposición de las dos concepciones opuestas, mercantilista y social, en esta cosa del suelo, el urbanismo y la vivienda. Así como los promotores privados se agrupan y asocian para compartir y defender sus intereses comunes -su negocio- tiene bastante sentido que los promotores de vivienda pública nos asociemos para compartir e intercambiar información y buenas prácticas, unir nuestros esfuerzos para influír en la medida de lo posible en la sociedad, buscando el bien común y la satisfacción del derecho constitucional a una vivienda digna.

En esta asamblea, además de las cuestiones formales de rigor en estas agrupaciones sectoriales (exposición y aprobación de informes de gestión, cuentas anuales y presupuestos y plan de acción para el próximo ejercicio) y de comentar y valorar otros asuntos más técnicos que nos han ocupado durante los últimos meses a todos los que promovemos suelo y vivienda pública (el Código Técnico de la Edificación, la nueva Ley del Suelo estatal,…) hemos tenido ocasión, como un atractivo añadido a este tipo de eventos, de compartir experiencias, aprender y comparar situaciones, necesidades y políticas distintas en otras comunidades y ciudades. Este intercambio, además, realizado desde una óptica profesional, de gestión, relativamente despolitizada, nos sirve para aprender no sólo de nuestra propia experiencia, sino añadir la de los demás. Una ocasión inmejorable para hacer benchmarking que, además, se completa con las infinitas posibilidades que a través de AVS se nos presentan para participar en CECODHAS, el equivalente a AVS en la Unión Europea.

(En la foto que pongo aquí, los más avezados fisonomistas podéis reconocer la espalda de Pablo, en primera fila, en el extremo izquierdo 😉 muy atento al discurrir de la asamblea: no en vano es el Presidente de la Sección Vasca de AVS)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en vivienda y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a AVS: promotores públicos de vivienda y suelo.

  1. Jaizki dijo:

    ¿De verdad unos sois tan buenos y los otros son tan malos?

  2. ¿Dónde has leído nada sobre buenos y malos?
    Los promotores privados defienden el interés del capital invertido por sus accionistas, como es lógico, y los promotores públicos el de los suyos, es decir el del conjunto de la ciudadanía; no es una cuestión de buenos y malos, sino de interés público o privado

  3. fernando+mh dijo:

    @Jaizki, nadie ha hablado de “buenos y malos“(bueno, nadie no: tú sí). Como dice Pablo, y como decía yo en el artículo, es lógico que los intereses de los promotores públicos y los privados sean diferentes. Cada cual está para cosas diferentes, unos para ganar dinero (mucho, mucho dinero) y otros para resolver problemas sociales de acceso a la vivienda. Es normal que a diferentes objetivos respondan diferentes organizaciones colectivas.
    No sé por qué, pero me da la sensación de que los que hacen negocio con esto del ladrillo tienen muy mala conciencia. Como si ganar dinero con la producción de vivienda fuera algo sucio, malo o perjudicial. ¿Será que piensan que han ganado demasiado dinero, en demasiado poco tiempo, de manera al menos “discutible” (cuando no corrupta e ilegal) a costa de los intereses y bienestar de la mayoría de la gente?
    Por lo demás, si el sector inmobiliario privado se contuviera en sus ansias depredadoras y se conformara con las rentabilidades y ganancias habituales en otros sectores, seguramente tanto su propia conciencia como la percepción de la sociedad acerca de lo que aportan a ésta sería, seguramente, más favorable.

  4. Jaizki dijo:

    No sé, lo de “que es el “lado de la fuerza” que equilibra el “lado oscuro” de la patronal privada del sector. Vivienda social versus negocio ladrillístico. Urbanismo público frente a especulación inmobiliaria”, me suena a buenos y malos.
    Del “lado oscuro” no creo que haga falta explicar mucho y, por ejemplo, especular según el RAE es:
    “Efectuar operaciones comerciales o financieras, con la esperanza de obtener beneficios basados en las variaciones de los precios o de los cambios.”
    Y construir viviendas para venderlas, no me parece que encaje en esa definición. Otra cosa sería comprar viviendas para revenderlas más tarde.
    En cuanto que los promotores quieren ganar mucho dinero, sin duda, pero también pueden perder dinero. Es lo que tiene el mercado. Hasta ahora, les ha ido muy bien porque planificaban la construcción con sus márgenes de toda la vida, pero cuando llegaba el final de la obra podías vender las viviendas un 30% más caras de lo que habían previsto. Pero ahora está empezando a pasar lo contrario. Cuando vayan a vender, el precio será menor de lo previsto y no cubrirán ni sus márgenes.
    Los negocios tienen ciclos, y no es lógico pedir a las empresas que cuando la cosa va bien dejen de ganar, y cuando va mal se coman las pérdidas. Pero, en el caso de la vivienda, como he defendido muchas veces, la solución para evitar burbujas como la que hemos vivido está en algo que ni el Gobierno ni las autonomías han hecho: educar a la población.
    Y, por supuesto, ha habido muchos que han hecho dinero ilegalmente comprando a políticos corruptos. Pero eso debería ser tratado por la justicia, claro que como está controlada por los políticos parece que no interesa meter mano.

  5. fernando mh dijo:

    @Jaizki, seguramente tienes parte de razón sobre la escasa cultura financiera de la población y también sobre la corrupción que afecta, no olvidemos, no sólo a políticos sino también y esencialmente a empresarios del sector. Pero mi razonamiento no era ese. Yo ni si quiera estaba hablando de burbujas ni de sus motivos
    Yo simplemente decía que la patronal privada del ladrillo ha hecho, en estos últimos diez años, pasta a espuertas, mucha, mucha, muchísima pasta. Unas veces legal y otras ilegalmente. Esto no me lo puedes negar porque es evidente. Ha sido mi sector hasta que hace cuatro años me pasé al “lado de la fuerza” y lo conozco bastante bien.
    Y también decía que algo tendrá que ver esta ganancia exageradísima -comparada con la rentabilidad de otros negocios- con el exagerado precio de la vivienda.
    Ahora, si tú no ves relación, pues nada, allá tú…
    (¿Esta discusión no la hemos tenido ya? …me suena como a “déjà vu“;-)
    (Ah, y lo del lado de la fuerza y el lado oscuro es simple retórica, no maniqueísmo, o no lo pretende al menos: ya te digo que yo mismo, hasta hace cuatro años, me ganaba la vida en el “negocio ladrillístico” del “lado oscuro“, o sea, en el sector privado inmobiliario. No tengo ninguna mala conciencia por ello, pero tampoco me puedes negar que son claramente dos ámbitos muy distintos, con objetivos e intereses no coincidentes. La verdad es que estoy mucho más a gusto en el “lado de la fuerza“, te confieso.

  6. Jaizki dijo:

    Si a ti lo del lado oscuro no te suena a algo malo, pues nada, allá tú… ;P
    Por supuesto que la corrupción afecta a los empresarios, pero no hay recalificaciones fraudulentas sin políticos corruptos. Y creo que la mayoría de los cuidadanos tenemos la sensación de que la justicia no ha hecho su trabajo.
    En cuanto a que la patronal ha hecho mucho dinero, no he dicho lo contrario. Lo que decía es que la rentabilidad exagerada viene -excepto cuando hablamos de corrupción- de la diferencia de precio de la vivienda entre el comienzo y el fin de la obra. Si se calcula un margen del 10% y la vivienda sube un 30%, el margen se multiplica.
    Los promotores se han aprovechado de la subida del precio de la vivienda para ganar mucho más de lo habitual. Por supuesto, podrían haber vendido al precio de cuando planificaron la obra, pero ¿quién hubiera cubierto las perdidas si el precio de la vivienda hubiera bajado?
    El dinero que han ganado los promotores se ha debido a una situación completamente anómala, que espero no se repita nunca. Y no creo que se pueda responsabilizar en exclusiva a los promotores de que se haya producido esa burbuja. De hecho, ellos han sido los principales beneficiados, pero no creo que los principales causantes de la misma.

  7. fernando+mh dijo:

    @Jaizki, fíjate en una cosa que dices en tu último comentario:

    El dinero que han ganado los promotores se ha debido a una situación completamente anómala, que espero no se repita nunca.

    ¿No te parece esta frase un claro síntoma indicador de lo que yo llamaba antes “mala conciencia”, por ganar tanto dinero a costa (o a pesar) del esfuerzo y la exclusión de mucha gente del mercado libre?
    Aunque en lo que dices hay parte de verdad, me da la sensación de que, lamentablemente, tú estás tomando partido por los empresarios inmobiliarios españoles y en este caso -no sé en otros sectores- los empresarios del sector inmobiliario (Roca y sus socios, los Poceros de Seseña, Marbellíes varios,…) no son precisamente un dechado de virtudes a imitar. No me vale que los políticos que los rodean y que en parte han posibilitado sus respectivos pelotazos tampoco lo sean. Mi dilema no es “empresarios corruptos-políticos corruptos“: en este dilema me abstengo, me quedo sin ninguno, entre lo malo y lo peor. Mi dilema era “empresarios que se forran-usuarios que no tienen acceso a la vivienda“. En este dilema tengo partido tomado. Y no es el de los empresarios, te lo juro.

  8. Jaizki dijo:

    Fernando, no me hagas lo de siempre. En vez de contestar a lo que digo, te quedas con una parte y me intentas liar.
    Por mucho que lo digas, no va a ser más cierto que todos los empresarios del sector inmobiliario sean como el pocero de Seseña. Que si no me equivoco es de lo que iba toda esta conversación.
    Es cierto que tenemos una situación lamentable en la que muchos empresarios y políticos se han saltado las leyes a la torera con la justicia mirando para otro lado. Pero también ha habido muchos empresarios que legalmente han hecho mucho dinero porque una burbuja completamente anómala lo ha permitido. Y uno de los principales responsables de esa burbuja son los más perjudicados por la misma.
    Se ha vendido vivienda de segunda mano a precios astronómicos para comprar viviendas de primera mano a precios aún más astronómicos. Aquí ha especulado con la vivienda toda la sociedad, y los bancos han dado hilo a la cometa alargando los préstamos.
    Yo no tengo ningún problema con los empresarios que han ganado dinero legalmente. Y el que lo tenga, debería tener el mismo problema con todos los “usuarios” que han vendido vivienda de segunda mano por encima de su valor. Por que si para ellos vale decir que es lógico que vendan a valor de mercado, para los promotores también debería valer.
    Otra cosa son los choriceos y mangoneos varios, y ahí tengo la sensación de que este país está política y judicialmente mucho más cerca de África que de Europa.

  9. Adela dijo:

    Yo quería decir que los precios no los fijan los promotores exclusivamente, es la ley de la oferta y la demanda la que fija el precio porque si yo quiero vender a 100 y nadie me lo compra porque: a) nadie puede comprar a ese precio porque no tiene dinero suficiente y b) hay otras opciones a 50, pongamos por caso, entonces, si aún así quiero vender, tendré que bajar el precio por narices. Entonces la gran subida de precios de la vivienda se ha debido a varios factores pero sobre todo por la fuerte demanda, insuficiente oferta y dinero baratito, baratito (tipos de interés a mínimos históricos).
    De todas formas, cuando se trata del sector público me entran repelus, porque alguien está manejando dinero que no es suyo propio, sino de todos los contribuyentes y en todos lados cuecen habas, igual que hay corruptos en el lado oscuro, me temo que también los hay en el lado “claro”. Ya lo dice el refrán: el que con miel anda, se chupa los dedos. Eso no quiere decir que no haya personas íntegras que realmente tienen un comportamiento ético.

  10. fernando+mh dijo:

    @Jaizki, yo no te intento liar: nada más lejos de mi intención. Lo que pasa es que sistemáticamente te olvidas de una parte importante de los embutidos nacionales por antonomasia. Te cito:

    Otra cosa son los choriceos y mangoneos varios, y ahí tengo la sensación de que este país está política y judicialmente mucho más cerca de África que de Europa.

    Vale, de acuerdo, política y judicialmente. Pero… ¿empresarialmente no? ¿Los empresarios que “untan” a los políticos son inocentes?
    Es que me da la sensación de que siempre apuntas al mismo sitio, y te olvidas de que para que uno acepte un soborno hace falta que otro se lo ofrezca.
    @Adela, es cierto que manejar dineros públicos requiere incluso más escrupulosidad, transparencia y honestidad. Pero precisamente a eso me refiero en mi artículo: unos empresarios (privados) tienen como objeto “forrarse” (y es lícito, siempre que cumplan la ley y paguen sus impuestos); y otras empresas, como la mía y supongo que todas las que integra AVS, pretenden mantener un equilibrio financiero (no perder dinero) y cumplir una función social. Ganar dinero no digo que sea malo, pero si es a costa de pisarle el cuello a un montón de gente… pues yo, qué quieres, prefiero estar “al otro lado”.

  11. Jaizki dijo:

    Ya me vuelves a querer liar. ¿Por qué no cojes la frase “muchos empresarios y políticos se han saltado las leyes a la torera”?
    En ningún momento he dicho que no haya empresarios chorizos, por supuesto que los hay. Lo que he dicho es que no todos son chorizos. Lo mismo pasa entre políticos y jueces.
    La diferencia con otros países más al norte es que allí la justicia funciona, y eso significa que los empresarios, los políticos y los jueces chorizos lo tienen mucho más complicado.
    Aquí, por desgracia, nos sigue faltando algo fundamental en democracia: la separación de poderes. Y por eso digo que este país está política y judicialmente mucho más cerca de África que de Europa.
    En cuanto a tu respuesta a Adela, ¿por qué ganar dinero en el sector de la construcción tiene que ser a costa de pisarle el cuello a un montón de gente? Y ¿qué hace que todos los que compran a esos que les pisan el cuello después de vender por una pastón pisos viejos a otros que no llegan, sean mejores personas?

  12. fernando+mh dijo:

    @Jaizki: Vale, de acuerdo, me has convencido: el fin de la vida de cualquiera es, ha de ser, y será forrarse.
    Pero que conste que yo no te quiero liar. Simplemente creo sinceramente que has tomado partido, inequívoco, en esta pelea, por los empresarios, y dado que has tomado partido creo que no eres objetivo en tus juicios. Allá tú. Yo reconozco que tampoco soy objetivo, pero lo asumo. Eso sí, creo que estamos en equipos diferentes.

  13. fernando+mh dijo:

    (Por si no era evidente, la primera frase del comentario anterior estaba escrita con el modo IRONIC activado)

  14. Jaizki dijo:

    Tranquilo, se notaba que me dabas la razón como a los locos. 😉
    Yo lo único que creo haber dicho es que empresarios chorizos hay, pero no todos los son. Y que por desgracia, nuestra justicia no funciona suficientemente bien para que los que lo son paguen las consecuencias. Y que la no separación de poderes me parece en buena parte responsable. Si eso es tomar partido por los empresarios explotadores, pues sí.
    Y tú, aparte de contra los empresarios, ¿por quién has tomado partido?

  15. fernando+mh dijo:

    @Jaizki, creo que ahora eres tú el que tergiversa. Yo no he tomado partido “contra” nadie, sino “a favor” de los demandantes de vivienda expulsados del mercado libre. Sólo estoy en contra de la especulación -como la constitución- y a favor del derecho a la vivienda, del urbanismo como función pública de creación de ciudad.
    Te recuerdo, además, que mi ocupación actual consiste en dirigir una empresa. Inmobiliaria, para más señas. Esto no me convierte en empresario “al uso”, pero te aseguro que sé de lo que hablo cuando critico las ansias desaforadas y especulativas de determinados (algunos, muchos, no todos) empresarios inmobiliarios que únicamente se guían por la maximización de sus beneficios a cualquier precio.
    Respondiendo más claramente a tu pregunta, mi “partido” son mis clientes, que en potencia son tod@s l@s ciudadan@s vascos sin vivienda y sin posibilidades de acceder al mercado libre de alquiler o compra de vivienda.

  16. Jaizki dijo:

    Si no has tomado partido contra los empresarios en todo lo que has dicho, me temo que tengo problemas entendiendo lo que escribes.
    En cualquier caso, sigo pensando que no es la maximización de beneficios buscada por los empresarios la única -ni siquiera la principal- causa de la burbuja que deja a “tus clientes” sin acceso a la vivienda libre.
    Cualquiera con ansia de lucro puede poner los productos cinco veces más caros, pero eso no quiero decir que los venda.

  17. fernando+mh dijo:

    @Jaizki: Efectivamente, no es la única, y quizás no sea la causa principal de la burbuja. De hecho, hemos comentado en otras ocasiones, al hilo de otros posts, que (creo que) coincidimos en que la política fiscal y financiera (bancaria-hipotecaria) potenciadora de la compra a cualquier precio y plazo es una de las principales causas de este desaguisado nacional.
    Al final vamos a estar de acuerdo, y todo, oye…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s