ETA, Zapatero y el juego del pañuelo.

Supongo que cuando erais cri@s también jugasteis al «juego del pañuelo«. A veces, cuando sendos participantes de cada equipo se enfrentaban por tomar el pañuelo y correr hacia su «casa», ambos se entretenían durante un buen rato en un ritual de amagos, gestos, intentos falsos y envites para hacer caer al contrario en un error que provoque su eliminación o para obtener ventaja en el momento de que, esta vez sí, cogieran el pañuelo y corrieran hacia la meta segura de su equipo.

Pues yo tengo la misma sensación, seis meses después de la entrada en vigor del alto el fuego de ETA. Me da la sensación de estar, como la mayoría de la ciudadanía vasca, a la espera, a la expectativa, observando el duelo de los dos únicos participantes, Zapatero y ETA, histriónico duelo de amagos, intentos falsos, acusaciones mutuas, y sobre todo, largos periodos de inactividad, de pasividad, de miradas a la espera de que el otro sea el que se mueva para seguirle a la carrera.

– Que te legalices con otra «marca».

– Que derogues la ley de partidos

– Que dejes la «kale borroka».

– Que me acerques a los presos.

-…

Y así, seguimos mirando, de un lado y de otro, cómo siguen amagando ellos dos, con sus falsos zarpazos. Mientras sigan los envites, y ninguno de los dos contendientes abandone el juego, aún hay esperanza y todo puede acabar bien. Pero las miradas son cada vez más duras, y los amagos más violentos, y los silencios más largos. Y los espectadores, elresto de jugadores, cansados sólo de mirar, piensan que se hace tarde, que quizás sea la hora de que estos dos jugadores -sin duda, los principales jugadores, pero no los únicos- acaben de jugar su baza y dejen a los demás participantes que aporten lo que deban, que jueguen su turno.

Sobre todo, creo que ya es el momento de que se vaya dejando hueco al principal jugador, el pueblo vasco, la mayoría espectante y silenciosa, que espera a ambos lados de la línea blanca, a ambos lados del pañuelo, a su turno para jugar, para manifestar -seguir manifestando- que lo que quiere es acabar, cuanto antes, con el conflicto, con las violencias de todo signo.

Esta entrada fue publicada en política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ETA, Zapatero y el juego del pañuelo.

  1. Genial la comparación de la situación con el juego del pañuelo, es muy, muy gráfica, y creo que muy acertada.

  2. beldur gabe dijo:

    La verdad que sí, la mejor analogía que he leido en mucho tiempo (aunque sea algo macabro lo del juego, aún tengo en la retina la foto de tres tipos armados en un monte)

  3. Jose+Manuel dijo:

    No pretendo con mi comentario sacar la cara a ninguno de los dos «jugadores», pero pienso que las impaciencias es lo que puede llevar al traste toda la operación. Hay fuerzas muy poderosas -nos guste o no- que están rezando -literalmente- por cualquier patinazo para seguir con su discurso represivo. Ahí es dónde pienso que está el auténtico peligro. A esas fuerzas es a las que hay que neutralizar. Mientras tanto, sigamos ilusionados para que el patio del recreo vuelva a ser de todos. Magnífico apunte el que has hecho.

  4. Oskar dijo:

    Me ha parecido muy buena la similitud. El problema es que en este juego siempre gana alguien. Y el perdedor, a veces, como nos pasaba de pequeños, se pica y no juega. Y además el debate sobre si alquien tiene que ganar también está en todas partes. «Ni vencedores ni vencidos». Pero, cuando las armas callan ¿es claro quien gana no? Yo quiero que ganemos los que no creemos en la violencia. Y si no, si gana el otro equipo, yo desde luego me voy a picar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s